viernes, 21 de septiembre de 2012

Rocío', la mujer que manejaba los negocios del 'Loco' Barrera

"Martha Franco, alias 'Rocío', es la mujer detrás del capo". Así calificó la Policía a quien fue la principal testaferro y enlace del narco Daniel el 'Loco' Barrera.
Franco, de 38 años y prima de Barrera, fue capturada en Guanare, estado de Portuguesa, horas después de que las autoridades venezolanas, en coordinación con Inteligencia de la Policía, detuvieron al capo en San Cristóbal, Táchira (Venezuela).

"'Rocío' fue la persona que lo acompañó desde que salió rumbo a Venezuela en el 2008", dijo desde Estados Unidos el general José Roberto León Riaño, director de la Policía Nacional.

Era tal la cercanía que Franco se había convertido en la "voz y sombra" del 'Loco'. Fue ella quien en junio del 2008 viajó al vecino país para coordinar cada uno de los movimientos que el capo debía hacer en su fuga.

Diseñó una ruta desde Bogotá hasta Cúcuta y de allí a Caracas, donde el 'Loco' Barrera se instaló los primeros años en un lujoso condominio.

"Primero llegaba ella, revisaba las condiciones de seguridad, y luego sí se movía el 'Loco'. Era como su avanzada", dice la Policía.

Ya en Venezuela, Franco se hizo cargo de impartir las órdenes a las estructuras de la red, tanto a nivel de finanzas y sicarial como del tráfico de cocaína. Las autoridades la habían identificado incluso antes de que el capo se refugiara en el vecino país, pero su habilidad para evitar el rastreo de sus llamadas hizo que la Policía optara por cerrarle el cerco, a través de los testaferros a los que ella solía llamar en Colombia.

En el momento de su captura, junto con Edison Flórez, alias 'Lucho', Franco tenía 16 teléfonos, seis computadores y un moderno bloqueador portátil de llamadas. También, una sofisticada arma y documentos de identidad falsos, por lo que enfrentará cargos ante la justicia venezolana.

'Loco’ Barrera usaba casas de cambo en 4 países para lavar dinero

Martha Franco y Daniel 'el Loco' Barrera, según la Policía, habían montado toda una estructura financiera para lavar el dinero producto del narcotráfico.

La estrategia fue crear casas de cambio usadas de fachada. Estas fueron instaladas en Bogotá (al menos 5), en Cúcuta, Villavicencio y Cali; también abrieron en Brasil, Perú y Panamá.

A través de ellas movieron miles de dólares, y buena parte de ese dinero fue invertido en lujosas propiedades en Colombia, Argentina, Venezuela, Ecuador, entre otros países.

La mujer también tenía en sus manos la labor de coordinar el traslado y ubicación de caletas con dinero. Algunas de ellas fueron movidas a Venezuela en camionetas acondicionadas por la organización del capo.

La Fiscalía trabaja ahora en la identificación de cada uno de esos bienes, para iniciar los procesos de extinción de dominio.

De acuerdo con la investigación, Franco, prima del ‘Loco’ Barrera, había encargado a uno de sus hermanos la articulación de las casas de cambio.

FUENTE: http://www.eltiempo.com