jueves, 19 de enero de 2017

(España) El Gobierno introduce operadores en el mercado de gas para bajar el precio de la luz

El Gobierno trata de parar la escalada del precio de la luz, que mañana volverá a profundizar en niveles máximos. Así lo ha dicho el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, que ha anunciado que el Ejecutivo ha tomado una serie de medidas para paliar el alto precio de la luz de los últimos días. Según Nadal, lo que está encareciendo el coste de la electricidad viene determinado por el precio de los mercados del gas que usan las centrales de ciclo combinado.

Nadal ha evitado pronunciarse sobre el comportamiento de los operadores eléctricos y su incidencia en el alto precio de la electricidad, que será 100 euros más caro este año, según sus cálculos. Tal y como explica, aún está esperando un informe de la CNMC que determine si ha habido algún tipo de irregularidad. Para Nadal, las actuales circunstancias meteorológicas, unidas a otros factores como la bajada de producción en Francia, están provocando que el precio marginal de la electricidad venga muy determinado por las centrales de ciclo combinado, cuya materia prima para producir energía eléctrica es el gas.

El gas que tienen que comprar las centrales de ciclo combinado está especialmente alto. Lo que busca el Gobierno es introducir operadores comerciales en el mercado (problemático por su carácter regional y poco líquido, según Nadal) que compren gas y lo vendan a un precio determinado. La mayor afluencia de oferentes provoca la bajada del gas y, por consiguiente, también la de la electricidad. Esta entrada de ofertantes gasísticos se ha llevado a cabo con dos medidas. Energía ha realizado una subasta a la que han acudido diferentes comercializadoras y ha conseguido cerrarse con un "creador de mercado voluntario" (una comercializadora que no ha revelado) que buscará dimanizar el mercado del gas con el precio al que se ha comprometido a entrar a operar.

A parte del dinamizador de mercado, Energía ha llevado a cabo otra medida. El Gobierno obligará a los "operadores dominantes", las grandes comercializadoras, ha vender parte de su gas a un precio regulado en el mercado secundario conocido como Mibgas para que la mayor entrada de ofertantes provoque una caída de los precios. Para llevar a cabo esta medida, Energía espera el dictamen de una resolución que ha pedido a la CNMC, que es quien tiene que estimar el rango de precios y el volumen a que estos 'operadores dominantes' (ha confirmado que ahí está Gas Natural) deben introducir el gas en el mercado (Mibgas) para que la bajada del precio sea efectiva y las eléctricas dueñas de las instalaciones de ciclo combinado puedan obtener un gas más barato. Esta medida, ha explicado el ministro, está contemplada en la Ley de Hidrocarburos. Con la misma se puede decir que el Ejecutivo ha intervenido de facto el mercado del gas.

El mercado del gas es un tanto especial. Hasta el año pasado, en España no existía un mercado del gas como tal. El gas se comercializa de manera bilateral, con lo que los precios son muy variables. Para intentar bajar el precio de esta materia prima, el Gobierno creó este mercado del gas, pero actualmente solo está en el mismo el 5% del gas que entra y su precio es mucho más elevado que el de otros países de Europa. Con esta medida, el Gobierno quiere aumentar ese volumen del 5% para que "sea más transparente" y permita a las centrales de gas obtener la materia prima a un precio más competitivo del que actualmente obtienen.

El ministro ha señalado que hace un año las condiciones del mercado eran especialmente favorables. Con esta medida, el Gobierno prevé que el precio de la electricidad se ponga en niveles de 2015.

El ministro ha puesto encima de la mesa la posibilidad de mejorar las interconexiones para no depender solo del gas que procede de Argelia, que tiene un precio superior al de Rusia, que llega por barco. Además, otra de las medidas que ha solicitado a la CNMC es que dé una serie de pautas a Enagás (el transportador de gas en España) para que consiga operar de forma más eficiente en los mercados y no se le inflen los precios.

Otra de las cuestiones a revisar es el sistema de almacenamiento de las centrales de ciclo combinado, que están obligadas a prestar funcionamiento cuando la demanda lo requiere y por ello reciben unos pagos al año.
Comparecerá en el Congreso

La Diputación Permanente del Congreso ha aprobado este jueves, con los votos de todos los grupos parlamentarios, incluido el PP, convocar al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, para que comparezca en la Cámara Baja para informar sobre el fuerte incremento de los precios de la energía en los últimos ocho meses y de las políticas que piensa adoptar el Gobierno para reducir las tarifas eléctricas de familias y pymes.

El propio ministro ha solicitado también su comparecencia a petición propia en la comisión de Energía del Congreso, mientras se debatía en la Cámara Baja la petición de comparecencia realizada por el PNV y el PDeCAT, que ha contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, con 64 votos a favor.
La oposición pide una auditoría y una reforma

Por su parte, desde la oposición, todos los grupos parlamentarios han pedido a lo largo de este jueves una auditoría de los cotes energéticos como paso previo a una revisión o reforma del sistema tarifario de la luz actual, fijado con la reforma de 2012.

Durante el debate de la Diputación Permanente, la portavoz de Energía del PSOE en el Congreso, Pilar Lucio, ha dicho ver "imprescindible" que se explique un tema "tan complejo" que afecta "directamente a las economías familiares", por lo que ha valorado la "intención" de Nadal de dar cuentas sobre el repunte de la luz.

No obstante, ha pedido que Nadal "haga de ministro y no de comentarista", y que la comparecencia "no navegue en cuestiones técnicas", sino que dé detalles sobre las actuaciones a realizar para evitar que el recibo se encarezca de media 100 euros anuales.

FUENTE: Juan Cruz Peña - http://www.elconfidencial.com