lunes, 16 de enero de 2017

(Panamá) Banistmo y Ficohsa, con las tasas de interés más altas en las tarjetas

Un estudio de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), de noviembre 2016, concluyó que Banistmo y el Banco Ficohsa, son las entidades financieras con las tasas de interés más altas en las tarjetas de créditos en Panamá.
Según el reporte de la Acodeco, mientras en el Banco Nacional de Panamá la tarjeta de crédito tipo visa cash back clásica tiene una tasa de interés anual de 16%, en el Banco Ficohsa su costo financiero asciende a 28% por año, 12 puntos porcentuales superiores.

Para la visa clásica, el informe oficial revela que el interés más bajo lo ofrece la Cooperativa de Servicios Múltiple de Profesionales, con una tasa de 13.5%. Esta misma tarjeta de crédito la ofrece Banistmo, pero a una tasa de 24.8%, lo que representa más de 10 punto porcentuales de diferencia.

En el caso de la visa empresarial o corporativa, el Banco Lafise es el que tiene la mejor oferta en el mercado, al brindar una tasa de interés de 9% por año. Por el contrario, señala la entidad defensora de los consumidores, la tasa de interés de Banistmo para este mismo producto asciende a 22.5%.

De acuerdo a la Acodeco, en otros tipos de tarjetas, como la mastercard clásica, esencial o standard, la visa dorada, oro o gold, la visa o mastercard platinum y la mastercard dorada, oro o gold, la tasa de interés más alta del mercado también la tiene Banistmo.

ANUALIDAD

Respecto al costo de la anualidad de las tarjetas de crédito, el informe de la Acodeco arroja que los costos más altos los tienen Scotiabank, Banistmo, Global Bank, Banvivienda y BCT Bank International.

Según la evaluación de la ACODECO, mientras el costo de la anualidad para la visa cash back clásica es de $50 en el Global Bank, en Scotiabank el mismo asciende a un monto de $89.

En el caso de la visa o mastercard empresarial o corporativa, su anualidad tiene un costo de $59 en Credicorp Bank y de $150 en Global Bank, señala el análisis de la entidad pública.

En el caso de la visa dorada u oro, el reporte arroja que tiene una anualidad de $50 en la cooperativa de profesionales y $95 en Banvivienda.

La evaluación de la institución gubernamental también revela que en algunos bancos ofrecen la anualidad sin costo alguno, y específicamente para el caso de las tarjetas visa o mastercard platinum, la visa o mastercard clásica, esencial o standard y la mastercard dorada u oro.

En cuanto al comportamiento de las tasas de interés de las tarjetas de crédito en el mercado panameño, la Acodeco concluye que las mismas se han mantenido estables.

Según la Superintendencia de Bancos de Panamá, el saldo del crédito de las tarjetas de créditos en el Sistema Bancario Nacional se ubicó en $1,884.7 millones en agosto 2016.

RECOMENDACIONES

De acuerdo con la ACODECO, en Panamá hay gran variedad de productos, con características adecuadas al perfil del tarjetahabiente, por lo que recomienda evaluar la tarjeta de crédito que se ajuste a las necesidades a cada persona, brinde mayores beneficios y procurar siempre mantener un buen manejo de su cuenta.

La Acodeco recomienda considerar la capacidad de pago, la oferta de acumulación de millas si la persona necesita viajar, los programa de puntos, la devolución de un porcentaje de sus compras o cash back y el costo de la anualidad y de los seguros, entre otras variables.

Para la realización del estudio, la Acodeco recopiló de manera directa y a través de la Superintendencia de Bancos, las declaraciones juradas de aquellas entidades dedicadas a la emisión de tarjetas de crédito y otras tarjetas de financiamiento en Panamá.

La recopilación de datos tenía como objetivo informar al consumidor sobre la tasa de interés y otros cargos adicionales de las tarjetas de crédito que ofrecen en el mercado local los bancos panameños, señala el informe oficial.

NORMATIVAS

El mercado de tarjetas de créditos está regido por la Ley 81 de 2009, que tutela los derechos de los usuarios de las tarjetas de créditos otras tarjetas de financiamiento.

Según la normativa, el contrato de tarjetas de crédito y otras tarjetas de financiamiento, así como sus renovaciones y prórrogas, tendrán la vigencia que las partes decidan libremente establecer. Cuando el contrato no tenga término expreso para su vigencia, el emisor podrá darlo por terminado en cualquier momento, para lo cual deberá comunicar al tarjetahabiente, por lo menos, con treinta días calendario de anticipación contados a partir de su comunicación del último estado de cuenta.

La Ley señala además que, el tarjetahabiente podrá dar por terminado el contrato de tarjeta compareciendo personalmente a las oficinas del emisor o mediante comunicación a este, por escrito o por las vías tecnológicas que el emisor ponga a su disposición.



FUENTE: Mirta Rodríguez P. - http://laestrella.com.pa