lunes, 24 de abril de 2017

Francia calienta aún más los motores de la banca española antes de presentar resultados

Los bancos españoles se han convertido en la niña bonita del mercado. Tal es así que los precios objetivos de todos ellos -salvo Banco Popular que es caso aparte- se encuentran muy por debajo de la cotización de sus acciones y, lejos de corregir, siguen su trayecto ascendente. De hecho, llegan a la semana en la que todos ellos presentan sus cuentas correspondientes al primer trimestre de 2017 en máximos desde agosto y con ganas de seguir subiendo, enchufados, además, por el resultado de las elecciones francesas que ha animado a los inversores a asumir más riesgo.

El buen tono de las bolsas europeas después de que el candidato europeista al Elíseo, Emmanuel Macron, haya pasado a la segunda vuelta para enfrentarse a la extrema derecha de Marine Le Pen, está beneficiando especialmente al sector financiero, que lidera las compras del Eurostoxx 50. No en vano, la rentabilidad de los bonos está cayendo con fuerza, para alegría de los bancos. En el caso del papel francés a 10 años, este descenso es del 12%, reduciendo su prima de riesgo más de un 30% hasta los 41 puntos básicos, mientras que la española pierde un 13% hasta los 126 puntos básicos.

Las mayores subidas en Europa, por tanto, son para Société Genenerale y BNP Paribas, que rondan el 9% y el 8% respectivamente. No en vano, los bancos franceses había venido sufriendo la incertidumbre en las últimas semanas de unos sondeos muy ajustados, en los que existía la posibilidad de que fueran Le Pen y el partido de extrema izquierda de Jean-Luc Mélenchon los que pasaran a segunda vuelta con sus programas intervencionistas y antieuropeos. Les siguen de cerca Intesa, Deutsche Bank e ING Groep.

En clave nacional, la banca española es la que ha liderado las subidas de un Ibex 35, que ha subido el 3,76% hasta los 10.766,8 puntos. En lo más alto de la tabla encontramos a BBVA, que ha cerrado con un 7,32% más, muy por encima del precio objetivo que contemplan los analistas para este valor y que se situaba en los 6,61 euros según la media de Bloomberg.

Por su parte, Santander se ha anotado un avance del 5,82%, con un 32% de los analistas recomendando comprar, a pesar de que el potencial de retorno es de un -9%, y un 24% de los mismos apostando por vender. Ha ocurrido lo mismo con los medianos, con avances del 4,3% para Caixabank, del 5,1% en el caso de Sabadell, del 4,6% para Bankia y del 3,3% para Bankinter, y eso que debían corregir entre un 8% y un 11%. Se trata de la mejor sesión en más de año y medio, tras alcanzar máximos de agosto de 2015.
Optimismo de cara a los resultados

Y es que todas las miradas están puestas en el sector financiero español que se confiesa con el mercado esta semana y del que se espera presente unas sólidas cuentas. "Los resultados trimestrales apoyan potencialmente a los bancos españoles, anticipando un robusto primer trimestre para los grandes bancos internacionales y unos buenos números para Bankia y Sabadell", aseguran desde Credit Suisse.

En ese sentido, desde el departamento de análisis de la firma suiza esperan una fuerte recuperación del beneficio antes de provisiones en el primer trimestre y unas ganancias de 3.500 millones de euros frente a las pérdidas de 1.100 millones del trimestre anterior.

Además, sitúan a Bankia como su favorito, al que le suben el precio objetivo de 1,1 euros a los 1,5 euros, por la calidad de sus activos y por capital. En cuanto a los dos grandes, aunque permanecen neutrales, desde Credit Suisse siguen prefiriendo BBVA sobre Santander.

FUENTE: María Igartua - http://www.elconfidencial.com