lunes, 22 de mayo de 2017

(Brasil) Michel Temer: Si quieren que me derriben

El presidente de Brasil, Michel Temer, aseguró este lunes que una hipotética renuncia de su parte significaría “una declaración de culpa”, por lo que declaró que “si quieren que me derriben”.

En una entrevista ofrecida a medios locales, el Jefe de Estado reiteró su inocencia ante las investigaciones que se abrieron en su contra, por presunta corrupción y obstrucción a la justicia.

“Si quieren, que me derriben porque, si yo renuncio es una declaración de culpa”, sentenció Temer.

El Mandatario explicó además que si el Supremo Tribunal decide imputarlo, no renunciará a su cargo, rompiendo así los lineamientos iniciales planteados a sus Ministros ante el escándalo.

“No, porque yo soy jefe del Ejecutivo. Los ministros son agentes del Ejecutivo, de modo que la línea de corte que yo establecí para los ministros, por evidente no será la línea de corte para el Presidente”, apuntó.

La fiscalía brasileña argumentó que, de acuerdo a los testimonios ofrecidos por ejecutivos de la empresa cárnica JBS, al menos 1.800 dirigentes políticos de 28 partidos fueron sobornados por la compañía.

El director de JBS, Ricardo Saud, aseguró en su declaración que Temer pidió y recibió 15 millones de reales (4,6 millones de euros) para las elecciones de 2014, los cuales iban a distribuirse entre sus aliados, pero se guardó un millón (307.000 dólares) para él mismo en vez de usarlo en la campaña.

FUENTE: Agencias - http://noticiaaldia.com