martes, 30 de mayo de 2017

(España) Un metro amputa las piernas a un niño de 13 años que viajaba entre dos vagones

Un adolescente de 13 años sufrió este domingo la amputación de las dos piernas a la altura de la tibia tras ser arrollado por un tren de Metro de Madrid en el entorno de la estación de Sierra Guadalupe, en la línea 1 del suburbano. Según han indicado a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid, el niño estaba subido a los acoples que se utilizan para unir unos vagones con otros.

El suceso tuvo lugar en torno a las 20:00 del domingo, cuando los servicios de emergencia recibieron una llamada de una persona que escuchó gritos de auxilio desde un pozo de ventilación del suburbano cercano a esta estación. Al parecer, el menor se arrastró unos cinco o seis metros hasta dicho conducto para evitar ser arrollado por otro convoy. A la zona se desplazaron sanitarios del Samur-Protección Civil para atender al joven, que estaba consciente, y le trasladaron al Hospital de La Paz.


Las primeras indagaciones

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha explicado este lunes que cuando el joven llegó al andén vio que el tren había cerrado las puertas y comenzaba a salir de la estación. Entonces, según las primeras indagaciones, se subió en marcha a los acoples, "la pieza metálica que se utiliza para unir unos vagones con otros", explican desde Metro de Madrid a El Confidencial. Por causas que ahora se están investigando, el adolescente cayó a las vías cuando llevaba unos 25 o 30 metros de circulación, pasando el tren por encima de sus piernas.

Carabante ha comentado que el accidente se generó por "una circunstancia absolutamente prohibida" y que Metro ha abierto una investigación para esclarecer todos los pormenores de este grave incidente mediante un expediente informativo. Con ello, se pretende "verificar que se ha actuado correctamente y si es posible, mejorar los protocolos". A su vez, ha recordado que la normativa del reglamento de viajeros "impide viajar entre acoples" por ser "un problema de seguridad tan grande" y ha señalado que el accidente "es un ejemplo de ello".
El vídeo de un testigo

A falta de que se den más datos sobre el suceso, cabe señalar que este domingo a las 20:34 se compartió un vídeo en Twitter en el que se puede ver a dos menores subidos a los acoples de un tren que circulaba por el mismo trayecto en el que se produjo el accidente. "Hay unos chavales en la línea 1 de metro saltando a la unión de los vagones en Portazgo", denunciaba Robin A González, el tuitero que compartió la grabación. Según explica a El Confidencial, cuando este domingo se bajó en dicha estación, escuchó a sus espaldas "una voz" y, al girarse, vio que "había un chaval subido a las uniones de los vagones".

Robin señala que el joven hablaba "en tono de broma" con otro que estaba sentado en un banco del andén y que "parecían conocerse". Ante esta situación, decidió sacar su móvil y grabarlo para avisar a Metro de Madrid, momento en el que el tren se puso en marcha y el joven que hasta entonces había permanecido sentado empezó a correr hasta saltar junto a su amigo, quedando así los dos sobre los acoples. "Eso fue todo lo que vi. Luego desaparecieron por el túnel y según parece tres paradas después tenían el accidente", explica a El Confidencial.

FUENTE: Con información de P. Gabilondo - Agencias - http://www.elconfidencial.com