jueves, 18 de mayo de 2017

(Panamá) Varela habría dilatado firma de acuerdo judicial

La revelación del ex ejecutivo de Odebrecht, Fernando Migliacio da Silva, de que hubo presiones a un presidente panameño para que obstaculizara la investigación Lava Jato en Brasil, coincide con la negativa del gobierno varelista de brindarle información a la fiscalía brasileña, según el diario Panamá América.

Da Silva reveló en su acuerdo de delación premiada que en 2014 directivos de Odebrecht viajaron a Panamá para presionar al presidente, del cual no precisó si se trató de Ricardo Martinelli o Juan Carlos Varela, para que no firmara el acuerdo de cooperación judicial con Brasil.

Las primeras solicitudes de las autoridades judiciales brasileñas a Panamá tenían que ver con la presunta vinculación de la firma Mossack & Fonseca, del exasesor presidencial Ramón Fonseca Mora, con cuentas utilizadas para pagar, supuestamente, sobornos del caso Lava Jato.

La Fiscalía de Brasil se quejó en reiteradas ocasiones de que el Ministerio Público panameño se negaba a suministrar la información requerida en la citada asistencia judicial.

Según el Ministerio Público de Panamá, el 23 de junio de 2015 su Dirección de Asuntos Internacionales recibió la solicitud de cooperación judicial de Brasil.

El 22 de septiembre de 2016, más de un año después del requerimiento de Brasil y ante los reiterados reclamos, Panamá señaló que no había enviado la información, porque la solicitud no estaba clara.

Ocho días después, el 30 de septiembre de 2016, la Fiscalía General de Brasil emitió un comunicado en el que refutó que su solicitud fuera imprecisa como afirmaba Panamá para dilatar su entrega.

Fiscales brasileños viajaron dos veces a Panamá entre los años 2015 y 2016 para tratar de obtener la información de cuentas cifradas existentes en el sistema bancario panameño usadas supuestamente para pagar coimas del caso Lava Jato.

Luego de las quejas públicas y reiteradas de Brasil, una delegación de fiscales del Ministerio Público panameño viajó el 27 de septiembre de 2016 a tierras brasileñas para tratar de lograr un acuerdo.

La firma de aquel acuerdo, realizado en Lisboa, capital de Portugal, ocurrió 18 meses después de que Brasil hiciera la primera asistencia judicial a la procuradora general de la Nación Kenia Porcell.

Fonseca Mora acusó el pasado 9 de febrero al presidente Juan Carlos Varela de haber recibido "donaciones" de Odebrecht, lo que el mandatario no ha explicado a profundidad a pesar de haber transcurrido cuatro meses desde la acusación.

Fuentes del Ministerio Público panameño afirmaron ayer a Panamá América que durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli no se recibieron solicitudes de cooperación judicial de Brasil en el caso Lava Jato.

El propio Ricardo Martinelli aseguró ayer en su cuenta de Twitter que él no es el presidente al que ejecutivos de Odebrecht intentaron presionar para obstruir la justicia en Brasil.

Martinelli retó a que se revele el nombre del mandatario que fue objeto de presiones y preguntó cuál es el miedo de decir el nombre. Agregó que si hubiera sido él ya habría grandes titulares en los medios de comunicación social.

Fonseca Mora y su socio, el excónsul honorario de Panamá en Alemania, Jürgen Mossack, estuvieron detenidos 81 días por la información judicial que proveyó Brasil al Ministerio Público. Ambos salieron de prisión gracias a una fianza de $500 mil.

Panamá América le pregunto al secretario de comunicación del Estado, Manuel Domínguez si el mandatario al cual Fernando Migliacio da Silva hacía referencia se trataba del presidente Juan Carlos Varela, pero al cierre de está nota no se recibió ninguna respuesta .

$500 mil dólares pagaron Fonseca Mora y su socio, Jürgen Mossack como fianza de excarcelación para salir libres. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa