miércoles, 24 de mayo de 2017

(Reino Unido) Detenidos el padre y los hermanos del terrorista suicida de Mánchester

Reino Unido no baja la guardia. En cualquier momento podría producirse un nuevo atentado en suelo británico, por lo que el Gobierno de Theresa May ha activado el nivel de alerta a "crítico", el máximo de una escala de cinco. Por ello, este miércoles el Ejército se ha desplegado en algunos puntos del país para colaborar en las tareas de seguridad tras el atentado en Mánchester, que se ha cobrado la vida de 22 personas, varios de ellos niños y adolescentes que disfrutaban de un concierto de Ariana Grande.

Cerca de 4.000 soldados patrullarán las calles de Reino Unido, 980 de ellos en Londres con especial atención al palacio de Buckingham, el Parlamento británico, Downing Street y las embajadas. De hecho, se ha cancelado el cambio de guardia que cada día tiene lugar en la residencia oficial de Isabel II, donde en las inmediaciones se ha detenido a un hombre con un cuchillo. Además, se ha cerrado a los turistas las visitas a Westminster y al palacio. Todo ello para protegerse de un "inminente" atentado, ya que la ministra del interior, Amber Rudd, ha asegurado que el autor del atentado, Salman Abedi, no actuó solo y formaa parte de una célula terrorista más amplia, tal y como ha conformado Ian Hopkins, jefe del cuerpo policial de Mánchester.

De hecho, se están buscando a posibles cómplices y esta mañana se han detenido a tres personas en el sur de Mánchester. Con ellos, ya son seis los detenidos, incluido, según la BBC, dos hermanos del terrorista y su padre, este último en Trípoli (Libia). Por su parte, las autoridades francesas aseguran que Abedi pudo viajar a Siria antes de preparar el atentado.

El 'Proyecto Servator' en Londres

Todo este dispositivo aparece contemplado en un plan del Gobierno denominado 'Operación Temperer', que consiste en responder con miembros del Ejército a una amenaza terrorista. De hecho, este plan en cuestión, ideado en 2015, era un secreto de Estado hasta que se filtró a un medio de comunicación. También se ha activado el 'Proyecto Servator' en Londres, formado por fuerzas especiales de la policía entrenadas para prevenir y detectar la actividad criminal y terrorista. Ya se utilizó anteriormente en los Juegos de la Commonwealth de 2014 y en centros comerciales y redes ferroviarias del país.

Reino Unido está en este nivel de alerta por primera vez desde 2007. Desde 2014, el nivel de alerta se mantenía en "severo", el cuarto escalón, que indicaba que "un ataque es altamente probable" después de que así lo anunciara el por aquel entonces primer ministro británico David Cameron en respuesta a la situación en Siria e Irak.

El terrorista Salman Abedi no actuó solo

El autor del atentado ya ha sido identificado. Se trata de Salman Abedi, un joven de 22 años hijo de refugiados libios que llegaron a Reino Unido huyendo del régimen de Muamar Gadafi. La familia llegó a Londres y más tarde se mudó a la tercera ciudad de Inglaterra, donde nacieron sus cuatro hijos. Hace solo unas semanas, Salman y sus padres viajaron a Libia desde donde, según informan las autoridades francesas, el joven viajó a Siria.

El Gobierno británico ha confirmado este miércoles que "parece probable" que Salman no actuó solo y que el terrorista suicida era conocido por los servicios secretos británicos. Por ello, y ante la posibilidad de que formase parte de una célula terrorista, el Gobierno británico ha elevado al más alto el nivel de amenaza terrorista contra el Reino Unido. Además, ha señalado que por el momento nada ha demostrado que el atentado estuviera dirigido por el Estado Islámico.

Además, el Ejecutivo de May ha mostrado públicamente su malestar con los servicios secretos de Estados Unidos por filtrar a la prensa la identidad del terrorista. "Estoy enfadada. Saben perfectamente cuál era nuestra situación y espero, por el bien de todos, que esto no se vuelva a repetir", ha advertido la ministra Amber Rudd.

Un joven muy devoto e introvertido

Nacido en Reino Unido en 1994, Salman es el segundo de los cuatro hijos del matrimonio de Samia Tabal y Ramadan al Abedi. Ambos de nacionalidad libia, llevan más de una década viviendo en Mánchester. Adaptados a la ciudad, el padre trabaja en el sector de la seguridad y es un hombre muy concocido dentro de la comunidad musulmana, sobre todo por sus comentarios críticos sobre el yihadismo, según informa este miércoles 'The Guardian'. En su círculo se le conoce con el nombre de Abu Ismail.

Según fuentes familiares, Salman Abedi se habría radicalizado en Reino Unido y no en Trípoli, donde los investigadores creen que ha viajado hace poco junto a sus padres y alguno de sus hermanos. "No puedo cree que se haya radicalizado en Libia. Todos fueron expulsados de allí. Debe de haber ocurrido aquí, estoy seguro", recoge el diario británico.

Estudiante de economía en la Universidad de Salford, abandonó sus estudios hace dos años, justo cuando se cree que comenzó su adoctrinamiento. Desde entonces, no volvió a pisar el campus univesitario y apenas salía a la calle a pesar de seguir matriculado. Cuando lo hacía acudía sobre todo a la mezquita, vestía ropa tradicional islámica y apenas se relacionaba con gente.

FUENTE: Sara de Diego - http://www.elconfidencial.com