jueves, 25 de mayo de 2017

UK deja de compartir información sobre el atentado de Mánchester con EEUU

Desde este jueves la Policía británica ha dejado de compartir información sobre el atentado de Mánchester con Estados Unidos después de que se produjeran varias filtraciones a la prensa norteamericana que podrían haber perjudicado las investigaciones, según ha podido saber la BBC. Las fuentes consultadas por la cadena pública han explicado que la Policía de Mánchester está "furiosa" por el goteo de datos desde Estados Unidos, por lo que han decidido cesar los intercambios de información, aunque han confiado en poder reanudarlos pronto.

La primera ministra, Theresa May expresará dicho malestar a su homólogo estadounidense, Donald Trump, en la reunión que mantendrán este jueves en Bruselas en el marco de la cumbre de la OTAN. Trump ha sido cuestionado a nivel interno por revelar al ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, información de Inteligencia sobre Estado Islámico que había obtenido Israel y que no le había autorizado a compartir con el Kremlin.

El nombre del terrorista de Mánchester, Salman Abedi, se publicó en la prensa estadounidense a pesar de que el Gobierno de Reino Unido dijo expresamente que quería mantenerlo en secreto hasta que la investigación estuviera más avanzada y el 'New York Times' publicó el miércoles unas fotografías de piezas de la bomba usada en el atentado.
Psicosis en Mánchester por un falso aviso de bomba

A mediodía, el Ejército británico y la policía de Mánchester han evacuado la zona universitaria de Hulme, en plena ciudad, por un aviso de bomba. Varios artificieros fueron desplegados y desalojaron a todos los estudiantes tras una llamada anónima. Tras acordonar la zona, se confimó que se trataba de una falsa alarma.

Las fuerzas de seguridad han pedido a los ciudadanos prudencia total. El aviso de bomba ha ocurrido casi al mismo tiempo en el las autoridades homenajeaban a las 22 personas fallecidas en el atentado en el Manchester Arena con un multitudinario minuto de silencio al que han acudido cientos de personas.

Desde el martes por la noche Reino Unido está en el nivel de alerta "crítico", el máximo de una escala de cinco, ante un "inminente" atentado en suelo británico. Por ello, el Gobierno de Theresa May ha desplegado al Ejército que patrullarán las calles del país, con especial atención a puntos claves de Londres como el palacio de Buckigham, el Parlamento, Downing Street y las embajadas.
10 detenidos y explosiones controladas

El cuerpo policial de Manchester confirmó este jueves que su unidad antiterrorista efectuó durante la noche una "explosión controlada" en una propiedad del área de Moss Side de esta ciudad y detuvo a dos hombres en relación al atentado. En un comunicado, la policía precisó que la operación se llevó a cabo sobre las 00.45 GMT en esa zona ubicada al sur de la urbe, donde el pasado lunes fallecieron 22 personas y otras 64 resultaron heridas.

"Hemos llevado a cabo registros en una dirección de la zona de Moss Side durante la cual se ha efectuado una explosión", apuntó la nota. En ella se especifica que si bien las redadas "están conectadas al atentado del lunes en el Manchester Arena", "se trata de una investigación continuada y rápida", por lo que la policía "mantiene una mente abierta en estos momentos".

Por otra parte, la policía informó de la detención de otros dos hombres en la zona metropolitana de Manchester, lo que eleva a diez el número de arrestos efectuados hasta la fecha. Uno de esos individuos fue detenido después de que los agentes realizaran registros en una dirección del área de Withington, pero la policía no informó sobre el lugar en el que se efectuó el segundo. Respecto a la identidad de los arrestados, tres de ellos serían familiares directos del terrorista: su hermano mayor Ismail, su padre Ramadan y su hermano menor Hashem. Según han explicado los propios portavoces de la policía británica, se baraja la hipótesis de que el terrorista contó con una red de apoyos para perpetrar el ataque.

FUENTE: http://www.elconfidencial.com