viernes, 30 de junio de 2017

Cristian, el surfero con leucemia atrapado en Bali, aterriza en España y ya está en casa

La agonía "a contrarreloj" para volver a casa de Cristian Bosco, el surfero cántabro de 30 años que el pasado 17 de junio ingresó en un hospital de Bali, ha llegado a su fin. El joven, que fue diagnosticado de Leucemia Linfoblástica aguda, un cáncer de sangre y médula osea, después de que acudiese al hospital tras sufrir una fuerte hemorragia de nariz durante sus días de vacaciones, ha aterrizado en la tarde de este viernes en Madrid. En la capital le esperaba otro vuelo para llegar al aeropuerto de Santander, desde donde ha sido trasladado hasta el Hospital Marqués de Valdecilla para iniciar su tratamiento.

Según explicó Mercedes de La Mora, prima de Cristian y portavoz de la familia, a este diario, parece ser que una mejoría en su estado de salud y la mediación de SOS International, una aseguradora que se interesó por el estado del cántabro y que le ha realizado una evaluación médica, ha permitido que pueda embarcar acompañado de dos médicos en un avión comercial, un traslado que en principio estaba contraindicado.

El propio Cristian escribía hace unas horas en su perfil de Facebook que volaba hacia Madrid poniendo fin a su este largo proceso y agradeciendo a todas las personas que han apoyado y donado para hacer posible su vuelta a casa. Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria informaba de que sería ingresado en el hospital de Valdecilla en unas horas.

Hace unos días el propio joven explicaba en su cuenta de Facebook la mejoría en su estado de salud y pedía ayuda a todos los que encontraran cerca del hospital Sanglah, el centro donde se encuentra ingresado, para que acudieran a donar sangre de su grupo.

Para poder tratarse, Cristian necesitaba con urgencia un transplante de médula que no podían hacerle en el hospital donde estaba ingresado. Por eso, la familia había estado movilizándose durante los últimos días para recopilar el dinero que necesitaban para alquilar un avión sanitario privado que garantizara que Cristian llegara al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, donde puede ser atentido.

“Está débil, cansado y harto, quiere llegar ya a España”, explicaba este lunes con impotencia Mercedes, que como el resto de la familia llevaron a cabo una movilización para poder traer de vuelta a Cristian, con una campaña por redes sociales bajo el hastag #Cristiandevuelta. El joven de 30 años no había tenido ningún problema médico hasta ahora y había ido hasta Indonesia para disfrutar de unos días de vacaciones y surf en varias islas de la zona. Cristian es además profesor de surf en Cantabria y aunque no reside allí, sino en México, pasa largas temporadas.

La atención en el hospital donde se encuentra es buena, según explican los familiares, pero no disponen del material suficiente para tratarle y las donaciones de médula son escasas en el país. “Le hacen transfusiones periódicas que le suben un tiempo las plaquetas, pero eso sólo le mantiene con vida, no le cura”, cuenta Mercedes.
Sin noticias de la aseguradora

"Hola chicos, estoy aquí atrapado en Bali, tratando de conseguir mi vuelo a España. La aseguradora no va a hacer nada, esperemos conseguir algo rápido y pronto", explicaba Cristian en un mensaje en vídeo con el que buscaban conseguir apoyos desde su habitación en el hospital, donde le acompañan su tía, que se desplazó hasta allí, y un amigo cercano que hace de intérprete con los médicos y personal sanitario indonesio. En otro, de la misma tarde de este lunes, esperaba poder conseguirlo pronto "porque cada día es indispensable".
El cónsul español se acercó a conocer la situación de Cristian, de nacionalidad española y mexicana, pero no les garantizó si podrían o no traerle a España, como solicita la familia. Tampoco el seguro de viaje que Cristian contrató antes de irse de vacaciones,Trawick International & GBG Insurance, les dio nunca ninguna respuesta, “ni negativa ni positiva”.

FUENTE: M. Zuil - B. Rodrigo - http://www.elconfidencial.com