viernes, 9 de junio de 2017

(EE.UU.) Miami ensancha lucha por acuerdo policial para el estadio de fútbol de David Beckham

Los comisionados de Miami solicitaron el jueves una opinión legal sobre si Miami-Dade podría requerir al famoso futbolista, David Beckham, que emplee a policías del condado y paramédicos para turnos fuera de servicio en el estadio de fútbol de 25.000 asientos que quiere construir dentro de los límites de la ciudad.
"Creo que esa idea está mal", dijo Keon Hardemon, presidente de la Comisión de la Ciudad de Miami, sobre el requisito del condado de vender $ 9 millones de tierras de Miami-Dade que Beckham necesita para completar su estadio, según reportó el portal web miamiherald.

La resolución unánime amplificó una mini pelea que estalló horas después de que los comisionados de Miami-Dade concedieran a Beckham un hito en su búsqueda de cuatro años para un estadio de fútbol de Miami. Al acordar vender a Beckham un depósito de camiones de tres acres en el barrio de Overtown en Miami.

Los comisionados de Miami-Dade agregaron una demanda de última hora que decía que: sólo la policía del condado (Miami-Dade) y el personal de bomberos podía ser contratado para ejercer sus funciones dentro del estadio privado, mientras que la ciudad de Miami podría recoger turnos de trabajo en las calles que rodean el estadio.

El arreglo refleja uno ya en el lugar en los sitios de propiedad de condado en Miami, incluyendo Marlins Park. Ese arduo acuerdo vio a los poderosos sindicatos de seguridad pública de ambos gobiernos discutiendo sobre cómo dividir los turnos populares fuera del servicio en el estadio de propiedad del condado.

El trabajo extra ha ayudado a impulsar a algunos policías y bomberos a la cima de las listas de los dos más bien pagados del gobierno, con tarifas de fuera del servicio del condado que van desde $ 50 a $ 100 la hora.

Los líderes del condado argumentaron que Miami-Dade tenía razón al solicitar asignaciones para sus primeros socorristas como parte de la venta de tierras a la empresa privada del estadio.

"Este fue un acuerdo inmobiliario", dijo el Comisionado José "Pepe" Díaz, quien solicitó la regla de contratación durante el debate del martes en la comisión Miami-Dade y votó a favor del acuerdo después de que los representantes de Beckham aceptaran sus términos. "Vendimos un pedazo del condado. Una parte del trato es que nos gustaría este beneficio ".

Las objeciones de la ciudad vienen en un momento delicado para el grupo de Beckham. Quiere usar el voto del condado del martes como prueba de un nuevo impulso en su búsqueda prolongada de un estadio de Miami mientras intenta ganar la aprobación de la Major League Soccer para sus planes y arreglos de asociación.

El estadio necesita la aprobación de la Comisión de la Ciudad de Miami para los cambios de zonificación y el cierre de Seventh Street para el sitio de nueve acres. El grupo de Beckham también está interesado en comprar algunas tierras de la ciudad para el estadio, dijo el alcalde de Miami Tomás Regalado a los comisionados el jueves.


FUENTE: Agencias - http://www.miamidiario.com