miércoles, 21 de junio de 2017

(España) Di María pacta con la fiscal pagar dos millones y un año y 4 meses de cárcel

La defensa de Ángel di María ha cerrado un acuerdo la mañana del miércoles con la Fiscalía y la Abogacía del Estado. A falta de ratificarlo en la sala, el pacto supone que el futbolista asume dos delitos fiscales (ocho meses de cárcel cada uno) por lo que no ingresará en prisión por haber defraudado 1,3 millones con sus derechos de imagen, y pagará algo más de dos millones de euros entre lo defraudado y la multa, según fuentes próximas al caso. Los acuerdos en conformidad en delitos fiscales se han multiplicado ante la dureza de los jueces.

El pasado 28 de noviembre, la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid denunció a Di María por haber defraudado 1.298.989,56 euros en 2012 y 2013, cuando jugaba para el Real Madrid. Según la denuncia, Di María usó una estructura opaca a Hacienda. Cedió sus derechos de imagen a Sunpex Corporation Inc, en Panamá, que luego los dedía a MIM y Polaris, las sociedades del entorno de Jorge Mendes en Irlanda. Cristiano Ronaldo, Radamel Falcao, Ricardo Carvalho, José Mourinho y Fábio Coentrão han sido denunciados por estructuras similares.

El caso se cierra sin que Jorge Mendes ni los asesores fiscales hayan sido llamados a declarar

Di María contrató a Diego Artacho y David Aineto, abogados de Barcelona especializados en cerrar acuerdos de conformidad por la vía rápida. Ellos llevaron por ejemplo a Mascherano, compañero de Di María en la selección argentina. En vez de enredarse en ir a juicio y acabar perdiendo en el Supremo, como hizo Messi, Mascherano pactó una pena de un año de cárcel y pagó 1,5 millones. Al ser la condena de menos de dos años y no tener antecedentes penales los jueces suelen suspender el ingreso en prisión. Los acuerdos de conformidad incluyen que la Fiscalía y la Abogacía del Estado apoyan esta petición. Sí tendrá, no obstante, antecedentes penales.

El caso de Di María se cierra sin afectar a Jorge Mendes, que sí ha sido llamado como imputado en el caso de Falcao, ni a otros posibles asesores del futbolista. Di María no está defendido por el resto de jugadores de Mendes (se ha distanciado del portugués, cuyo entorno insiste en que no fue su agente aunque usara la misma estructura que el resto de sus representados). Carvalho y Coentrão asumirán sus delitos fiscales para asumir una condena en conformidad, según fuentes jurídicas. Por su parte, Falcao acepta el delito fiscal por los derechos de imagen, pero niega el de que vivió en España más de seis meses antes de trasladarse a Mónaco. El resto de jugadores de Mendes está defendido por el bufete Baker & McKenzie, con José María Alonso, Luis Briones y Jesús Santos.

Tiene los mismos abogados que Mascherano, expertos en llegar a acuerdos de conformidad

El de mayor cuantía, 14,8 millones, es el de Cristiano Ronaldo. El portugués -que está citado para el 31 de julio como investigado- y sus abogados mantienen su inocencia y cargan contra la Agencia Tributaria y la Fiscalía. Lo previsible es que consigne el dinero para tener la atenuante de reparación del daño y que dejen de correr los intereses antes de decidir si se pactan una condena mínima -lo que supondría asumir cuatro delitos fiscales- o pleitean alegando que solo hay una diferente interpretación con Hacienda y no delito fiscal.

El de Di María es el primer caso que se cierra en conformidad en Madrid. Pero la tanda de denuncias por el fraude en los derechos de imagen comenzó hace años en Barcelona, donde además de Mascherano fueron denunciados Adriano, Eto'o y Messi. Otros futbolistas españoles han pagado pero en vía administrativa. Al no haber sociedades en paraísos fiscales, la Agencia Tributaria consideraba que no había delito fiscal.

FUENTE: Rafael Méndez - http://www.elconfidencial.com