jueves, 29 de junio de 2017

(España) Tres muertos en un accidente causado por un guardia civil, positivo en drogas y alcohol

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torremolinos ha decretado este jueves el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el guardia civil que dio positivo en alcohol y drogas en un accidente en la carretera AP-7 en el que han fallecido tres personas. La juez le investiga por dos delitos contra la seguridad vial, tres de homicidio imprudente y siete de lesiones. El detenido, sargento de la Guardia Civil, ha permanecido toda la noche en los calabozos y la mañana de este jueves ha sido conducido ante la autoridad judicial, que le ha tomado declaración.


El accidente se produjo este miércoles a la altura del kilómetro 225 de la carretera AP-7, a su paso por la localidad malagueña de Torremolinos, tras una colisión múltiple. Los fallecidos son una joven de 18 años que perdió la vida en el lugar del siniestro, además de dos heridos que se encontraban en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Regional de Málaga: un hombre de 26 años que sufría un traumatismo craneoencefálico severo y una mujer de 30 años, con traumatismo craneoencefálico y politraumatismos.

Aunque el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha informado en un primer momento de que todas las víctimas del accidente son turistas marroquíes, desde el consulado del país vecino niegan esta afirmación. "Se trata de ciudadanos de Baréin y Kuwait", aseguran a El Confidencial. Posteriormente, compañeros de Sanz han confirmado a este diario que se podría haber incurrido en "contradicciones" en los primeros datos que han facilitado.

Las víctimas viajaban en un taxi monovolumen hacia Marbella cuando el vehículo del agente les embistió por un lateral. Según informan a este diario compañeros del conductor, el taxista "llevaba el cinturón y no ha sufrido más que magulladuras, pero el vehículo comenzó a dar vueltas de campana y el resto de pasajeros salieron despedidos y chocaron contra el asfalto".

El sargento de la Guardia Civil, que dio positivo en alcohol y droga, ha sido imputado por tres delitos de homicidio, contra la seguridad vial y lesiones imprudentes. El sargento estaba fuera de servicio en el momento del accidente y tuvo heridas leves. Desde la Benemérita de Málaga explican que las iniciales del agente son M. C. y que desempeña su trabajo en la provincia de Sevilla, ya que "por motivos disciplinarios y judiciales perdió su puesto en Tolox (Málaga) hace tres años".

Por otra parte, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha emitido un comunicado en el que señala algunos de los sucesos más polémicos que ha protagonizado el sargento en los últimos años. En primer lugar, apunta a que estuvo implicado en otro accidente de tráfico de 2014 en la carretera A-7053 en el que también dio positivo en alcohol. "Se ausentó de la zona, intentando evitar que se le efectuaran los controles de detección legales", explica la nota de prensa en relación a este suceso.

De todos modos, M. C. no fue expulsado del Puesto de Tolox hasta que amenazó a "un policía nacional que presentó la correspondiente denuncia", un caso que según la AUGC se gestionó de forma opaca. "Según se nos relata, este suboficial se vanagloriaba de ser primo de un comandante destinado en la Jefatura de la Comandancia de Málaga, lo que podría explicar las extrañas y opacas circunstancias que se dieron", señala en este sentido la asociación.

"Queremos denunciar públicamente que la Delegación de AUGC en Málaga intentó trasladar el problema que suponía la conducta de este suboficial, entre otros muchos graves problemas en nuestra provincia, al Subdelegado de Gobierno, obteniendo siempre el silencio y no respondiendo tan siquiera a nuestros escritos, lo que es realmente intolerable por parte de un representante del Gobierno. Es por lo que exigimos una investigación de todos los hechos sucedidos y se depuren todas las responsabilidades",pide la Asociación Unificada de Guardias Civiles en el comunicado.

Además de estos tres fallecidos, han resultado heridas otras cuatro personas, cuatro mujeres de edades comprendidas entre 17 y 53 años, y un hombre de 30, que fueron trasladados a dos hospitales de Málaga capital. El accidente ocurrió alrededor de las 16.10 horas a la altura del kilómetro 225 de la referida vía en una colisión trasera con al menos dos vehículos. Tras el siniestro se produjeron retenciones de unos seis kilómetros.

FUENTE: Agustín Rivera - http://www.elconfidencial.com