martes, 6 de junio de 2017

(México) Odebrecht pagó sobornos para construir una presa en Michoacán, detecta la Fiscalía brasileña

La Fiscalía brasileña detectó un presunto pago de sobornos de Odebrecht en la construcción de la presa ‘Francisco J. Múgica’ en Michoacán. De acuerdo con un expediente oficial obtenido por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la División de Operaciones Estructuradas (conocido como el departamentos de sobornos de Odebrecht) reportó en febrero de 2010 dos transferencias por un total de 383 mil dólares para una obra en México identificada como ‘PH Michoacán’, que es la clave con la que se identificaba el Proyecto Hidroeléctrico de la presa construida en Tierra Caliente.

Esta es la primera vez que se documenta la forma en que Odebrecht pagó sobornos en México.

La referencia de los presuntos pagos ilegales para la obra en Michoacán viene en un correo electrónico interceptado por la Fiscalía de Brasil, y formaría parte del conjunto de documentos que a partir de junio será entregado a la Procuraduría General de la República (PGR) de México.

El correo interceptado tiene fecha del 19 de febrero de 2010 y está dirigido a ‘Waterloo’, que era el pseudónimo que utilizaba Fernando Migliaccio Da Silva, uno de los operadores de las empresas offshore de Odebrecht en Panamá, utilizadas para ocultar los sobornos a políticos.

El remitente del correo firma como ‘Tumaine’ desde el correo tumaine@drousys.com, que es la identidad secreta de Angela Ferreira Palmeira, identificada por los investigadores brasileños como la contadora de la División de Operaciones Estructuradas (conocido como el departamento de sobornos), y era la encargada de hacer los pagos ilegales en Odebrecht.

En ese mensaje, ‘Tumaine’ le envía a ‘Waterloo’ un documento anexo con la programación financiera actualizada hasta el 19 de febrero de 2010.

El anexo refiere dos transferencias realizadas para una obra de Odebrecht en México identificada como ‘PH Michoacán’.

Según el documento, un primer pago se efectuó entre el 1 y el 5 de febrero, por 223 mil dólares. Posteriormente, entre el 8 y el 12 del mismo mes, se programó el pago de 160 mil dólares. En los papeles consultados por MCCI no se precisa a favor de quién se hicieron las transferencias.
Contactos en paraíso fiscal

El expediente de la Fiscalía brasileña en el que aparece la referencia de presuntos sobornos en Michoacán, incluye documentos con detalles de transferencias bancarias realizadas a través de la empresa offshore Klienfeld Services Limited, que tiene su base en Antigua y Barbuda, en el Caribe.

Las autoridades brasileñas han comprobado que Klienfeld fue utilizada por Odebrecht para encubrir sobornos, lavado de dinero o pagos de campañas en distintos países, como Argentina, Panamá, Ecuador, Perú y Venezuela.

Uno de los operadores de las cuentas de Klienfeld era Fernando Migliaccio ‘Waterloo’, el personaje que recibió de ‘Tumaine’ un informe de dos transferencias realizadas en 2010 para una obra hidráulica en Michoacán.

La labor de Migliaccio en Odebrecht era gestionar los pagos de sobornos a políticos. Ante las autoridades de Brasil, en marzo de 2017, confesó que la empresa había pagado campañas electorales en El Salvador, Venezuela, Angola, República Dominicana, Brasil y Panamá.

Migliaccio colaboraba para la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht y fue detenido en Suiza en febrero de 2016, cuando intentaba transferir activos ilegales.

Su jefe directo en esa división era Hilberto Mascarenhas, quien denunció ante el Ministerio Público de Brasil que en noviembre de 2014 recibió una petición para un pago ilícito a favor de Emilio Lozoya, en aquel entonces director de PEMEX, a cambio de “beneficios indebidos obtenidos por Odebrecht”.

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que ejecutivos de Odebrecht habían confesado que entre 2010 y 2014 la constructora brasileña había pagado 10.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios mexicanos. En el rastreo de documentos realizado por MCCI no se pudo determinar si las transferencias realizadas a Michoacán corresponden a estos sobornos o son una cantidad adicional.
Además: Créditos con sobornos

Sin embargo, el presunto soborno de 383 mil dólares no es la única irregularidad que sobre México aparece en el expediente conseguido por MCCI.

La Fiscalía que investiga el escándalo de corrupción de Odebrecth detectó que en la construcción de la presa en Michoacán se recurrió además a una empresa de consultoría ligada a Guido Mantega, ministro de Hacienda de Brasil entre 2006 y 2014, durante las presidencias de Lula da Silva y Dilma Rousseff.

En el contrato -del que MCCI tiene copia- DM Desarrollo de Negocios Internacionales Ltd. acordó con Odebrecht cobrar una comisión de 0.5% sobre un financiamiento de 377 millones 250 mil dólares para la construcción de la presa. El porcentaje de ‘moche’ equivale a 1.9 millones de dólares.

En su confesión ante las autoridades brasileñas, Marcelo Odebrecht relató que en enero de 2011 el jefe de gabinete de Guido Mantega le solicitó la contratación de la empresa DM para prestar servicios de consultoría.

El ex presidente de la constructora Odebrecht reconoció en su testimonio que aceptó contratar y pagar remuneraciones desproporcionadas a DM, para mantener buenas relaciones en el ámbito del Ministerio de Hacienda y del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El contrato entre Odebrecht y DM para el proyecto hidro-agrícola de Michoacán se firmó el 18 de junio de 2010 en Sao Paulo, Brasil. Los supuestos servicios que iba a ofrecer la empresa consultora eran: el desarrollo de infraestructura de un sistema de irrigación y generación de energía eléctrica y la gestión ante el BNDES del financiamiento necesario para ejecutar la obra.

Los delatores de Odebrecht han confesado en Brasil que también recurrieron a sobornos para tener acceso a documentos confidenciales e influir en las decisiones del BNDES, entre ellas el otorgamiento de créditos en condiciones preferenciales.

Según los papeles obtenidos para esta investigación, el BNDES de Brasil asignó finalmente a Odebrecht un crédito por 394 millones 250 mil dólares para el proyecto hidro-agrícola de Michoacán, equivalente a 4 mil 500 millones de pesos al tipo de cambio de 2011, pese a que el costo total de la obra fue de 2,915 millones.
Ex Gobernador se deslinda de Odebrecht

La presa ‘Francisco J. Múgica’ de Michoacán se debió haber concluido en octubre de 2008 con un costo de 1,500 millones de pesos, pero fue entregada con defectos y obras a medias hasta inicios de 2013 a un costo de 2 mil 915 millones de pesos, según una investigación difundida el martes por MCCI. El 86% de la obra se ejecutó con fondos estatales y el 14% federales.

El contrato inicial fue asignado a Odebrecht en 2006 por el entonces gobernador Lázaro Cárdenas Batel, pero su sucesor, Leonel Godoy, contra la normatividad otorgó ampliaciones a la constructora brasileña por 1,415 millones de pesos, con lo que el costo de la obra se incrementó 95%.

En entrevista telefónica, Godoy se deslindó de los supuestos sobornos de Odebrecht que corresponden al periodo de su Gobierno. “Yo vivo de mi trabajo, no tengo negocios, no tengo ranchos, no tengo edificios, no tengo nada, no recibí un solo centavo de nadie de esa presa”.

Explicó que su gobierno decidió incrementar el monto del contrato con Odebrecht para ampliar los beneficios a más campesinos de la región de Tierra Caliente. “Como se planeó, la obra no incluía riego para el ejido en el que se construía la presa, y para bombear el agua a ese ejido se requería construir una planta hidroeléctrica”.

Tal vez en la presa hubo anomalías técnicas, reconoció Godoy, “pero no actos de corrupción”.

Sin embargo, al mencionarle el documento de la Fiscalía brasileña en el que se detectaron dos transferencias de Odebrecht para la presa en Michoacán, Godoy pidió que se investigue y se proceda contra los responsables en caso de que se compruebe que esas transacciones corresponden a algún soborno.

“No tengo ni idea a que se refiere (el documento de la fiscalía). Yo no sé si son pagos o sobornos, de eso no te sé decir porque quien pagábamos éramos nosotros a Odebrecht, no Odebrecht a nosotros”.

Dijo que en su trayectoria política nunca ha tenido un señalamiento judicial, y que lo único que enfrentó fueron acusaciones de su sucesor en la gubernatura, el priísta Fausto Vallejo, por razones políticas.

De hecho, culpó a Vallejo de que la presa se haya entregado con retraso y que se haya deteriorado la infraestructura. “Fausto jamás quiso recibir la presa, durante su gobierno nunca se le dio mantenimiento”.

Godoy dejó la gubernatura en febrero de 2012 y la obra se concluyó en 2013, ya durante el gobierno de Vallejo.

Sobre el supuesto crédito otorgado por el BNDES para construir la presa, el ex Gobernador michoacano aclaró que el 86% de esa obra la pagó su gobierno con recursos propios y con financiamiento de la banca nacional, no del extranjero.

************

NOTA METODOLÓGICA

Veinte periodistas de investigación de once países de América Latina y África nos hemos unidos en el proyecto “Investiga Lava Jato” para desarrollar y publicar reportajes, compartir información relevante sobre nuestros países y aprender del proceso de investigación del más colosal caso de corrupción. El proyecto se perfiló como una iniciativa global en el programa de periodismo de investigación de la Universidad de Columbia que se realizó en marzo en alianza con la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

“Investiga Lava Jato” ha permitido a todos sus integrantes analizar más de 8 mil documentos, construir bases de datos relevantes de los diez países investigados, rastrear empresas offshore en paraísos fiscales, hacer decenas de pedidos de información a los Estados y entrevistar a los personajes claves de nuestras historias. Nuestros primeros hallazgos, el intercambio de ideas e información fueron consolidados en mayo último durante el encuentro latinoamericano de periodismo de investigación “Lava Jato y el mundo offshore”, organizado por Convoca y Lantidadd en Lima, Perú.

Este reportaje forma parte del proyecto “Investiga Lava Jato”, en el que participan 20 periodistas de 11 países de América Latina y África.

FUENTE: Raúl Olmos - http://www.animalpolitico.com