martes, 6 de junio de 2017

Secretario de Seguridad dice que bloqueo del veto migratorio de Trump limita seguridad de EEUU

El secretario de Seguridad Nacional de EEUU, John Kelly, aseguró hoy que las actuales medidas cautelares contra la "prohibición de viajar" del presidente Donald Trump están limitando su capacidad para mantener fuera del país a los "malos actores" que representan un peligro.

En una audiencia ante el Comité de Seguridad Nacional del Senado, Kelly insistió en que "no está completamente seguro" de que el Gobierno esté haciendo todo lo posible para evitar que entren al país individuos que puedan poner en peligro a los estadounidenses, especialmente los provenientes de los seis países contemplados en el veto migratorio del mandatario.

"Tenemos que evitar que los malos actores, independientemente de su religión, raza o nacionalidad, entren en nuestro país. En los últimos años, hemos presenciado un aumento sin precedentes en los viajes de terroristas", apuntó.

"En Siria e Irak, por ejemplo, tenemos miles de combatientes yihadistas que han convergido de más de 120 países. Como nuestra magnífica máquina militar (...) triunfa en el campo de batalla en el califato en Irak y Siria, estos combatientes yihadistas están regresando a Europa, Asia del Sur, Asia Sudoriental, Australia e incluso el hemisferio occidental", alertó Kelly.

Por ello, advirtió, "se dirigen a lo que creen que son refugios seguros para continuar su conspiración y de otra manera impulsar su ideología tóxica de odio, muerte e intolerancia dondequiera que se les permite esconderse".

"Esperamos que algunos traten de viajar a Estados Unidos para llevar a cabo ataques (...). Con este contexto en mente, el presidente ha emitido una directiva clara en forma de una orden ejecutiva para evitar la entrada de extranjeros que buscan hacernos daño", argumentó.

"Pero el actual mandato judicial, por supuesto, nos impide tomar medidas en este momento para mejorar la seguridad de la patria hasta que veamos cómo funciona esa acción judicial", sentenció el secretario.

Tras el reciente atentado de Londres, Trump volvió esta semana a reivindicar su veto migratorio y consideró que fue un error cambiar la primera orden ejecutiva que firmó el pasado 27 de enero para prohibir entrar en EEUU a nacionales de varios países musulmanes.

Asimismo, sugirió que su Gobierno debería volver a adoptar una "versión mucho más dura" para hacer frente al terrorismo.

La primera versión del veto fue bloqueada por los tribunales y tuvo que ser sustituida por una segunda versión, proclamada el 6 de marzo y que ahora se encuentra bajo examen del Tribunal Supremo.

El propio Departamento de Justicia pidió el 1 de junio al Tribunal Supremo que revierta inmediatamente el bloqueo judicial que pesa sobre el segundo veto, contra el que falló un juez y una corte de apelaciones.

Para recurrir, el Departamento de Justicia argumentó que Trump tiene plenas competencias para decidir sobre la seguridad nacional de EEUU y -como hizo con su segundo decreto- prohibir durante 120 días el programa de acogida a refugiados y durante 90 la entrada de ciudadanos de Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia.

Ese segundo decreto, a diferencia del primero, dejaba fuera a los ciudadanos de Irak y modificaba la provisión sobre los refugiados sirios al prohibir su entrada al país durante 120 días y no de manera indefinida, como establecía el veto original.

FUENTE: Con información de EFE - http://www.wradio.com.co