viernes, 14 de julio de 2017

(EE.UU.) La Casa Blanca consideró “ridículo” el pedido de juicio político contra Trump

La Casa Blanca rechazó hoy la propuesta presentada formalmente por dos congresistas demócratas para llevar a juicio político (impeachment) al presidente estadounidense, Donald Trump, a la que calificó de “ridícula”.

La iniciativa, presentada ayer por el representante demócrata por California Brad Sherman y su colega de Texas Al Green, está basada en las acusaciones de obstrucción a la justicia ligadas al despido del director del FBI James Comey, quien lideraba la investigación por la presunta injerencia rusa en las elecciones de noviembre para perjudicar a la entonces rival del actual mandatario, Hillary Clinton.

“Creo que es completamente ridículo y un juego político en su peor momento”, opinó la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, según reprodujo la agencia de noticias ANSA.

La denuncia se dio a tan sólo seis meses de la asunción del mandatario estadounidense, quien se vio salpicado esta semana por un nuevo escándalo en el llamado Rusiagate, en el cual está implicado su primogénito Donald Jr.

Sherman presentó su propuesta un día después de que el hijo del presidente, Donald Trump Jr., admitiese, durante una entrevista con el canal Fox News, haberse reunido antes de las elecciones con una abogada rusa que le había prometido información para inculpar a la candidata demócrata Hillary Clinton.

No obstante, el primogénito aseguró que el encuentro fue una “pérdida de tiempo” y que ni se acordaba de esa reunión, de la que no informó a su padre, hasta que el diario The New York Times la reveló el pasado fin de semana, según reprodujo la agencia DPA.

Sherman reconoció en un comunicado que presentar la propuesta es “el primer paso de un largo camino”, pero se mostró confiado en que si “la incompetencia impulsiva” continúa, los republicanos podrían apoyar un impeachment “dentro de muchos, muchos meses”.

“Ahora comienza el esfuerzo para presionar al comité de justicia de la Cámara de Representantes para que sostenga audiencias sobre obstrucción a la justicia y la interferencia rusa en nuestra elección”, agregó.

Sin embargo, la medida tiene pocas probabilidades de concretarse.

Para lograr una acusación formal de la Cámara de Representantes es necesaria una mayoría simple en momentos en que los republicanos la controlan por una ventaja de 46 bancas, lo que hace casi imposible cualquier avance de la propuesta de Sherman.

Incluso, los propios líderes demócratas se distanciaron de la idea de un juicio político porque prefieren tener más pruebas que lo sustenten y además temen que el jefe de Estado utilice la acción para fortalecerse.

Desde su ingreso a la Casa Blanca, la amenaza de un juicio político sobrevoló al presidente Trump.

Pero las únicas razones para que la cámara baja del Congreso en Washington apruebe un impeachment contra un presidente en funciones es si lo acusa de “traición, corrupción u otros crímenes y delitos importantes”, según la Constitución.

La Cámara de Representantes sólo aprobó dos juicios políticos en su historia: a Andrew Johnson en 1868 y a Bill Clinton en 1998. En ambos casos, el Senado los absolvió.

FUENTE: Télam - http://noticiaaldia.com