viernes, 28 de julio de 2017

La CUP convoca al "pueblo catalán" en el cuartel de la Guardia Civil de Barcelona

Los miembros de la La Candidatura de Unidad Popular (CUP) han dado un paso más en el calendario de actividades del "procés". Los independentistas de extrema izquierda han empezado a movilizar a sus afines esta mañana a través de Twitter para manifestarse en frente de la casa cuartel de la Guardia Civil de Barcelona. Se trata de una convocatoria programada para el próximo lunes 31 de julio afirmando que "votaremos!".
Los miembros de la La Candidatura de Unidad Popular (CUP) han dado un paso más en el calendario de actividades del "procés". Los independentistas de extrema izquierda han empezado a movilizar a sus afines esta mañana a través de Twitter para manifestarse en frente de la casa cuartel de la Guardia Civil de Barcelona. Se trata de una convocatoria programada para el próximo lunes 31 de julio afirmando que "votaremos!".
La manifestación se ha programado frente a la comisaría que la Guardia Civil tiene en la Travessera de Grácia de Barcelona al mediodía. Es en este lugar precisamente donde, esta semana, han sido citados a declarar diferentes responsables del referéndum, como el secretario general de Presidecia, Joaquim Nin, o el director general de Comunicación de la Generalitat, Jaume Clotet.

Por el momento, la Guardia Civil investiga a Nin en una causa de sedición por la organización de la consulta. Nin fue citado a declarar como testigo, pero durante el interrogatorio los agentes apreciaron indicios de delito y le fue notificado que pasaba a tener la condición de imputado en la investigación policial. Lo mismo ocurrió con el director de Comunicación de la Generalitat. Investigado por las mismas causas y que fue citado a comparecer como testigo en la misma comisaría. Durante el interrogatorio, los agentes interrumpieron su declaración y, tras considerar que podría ser incriminado en varios delitos, se le permitió el acceso a una abogada tras comunicarle que había sido imputado.

En ambos casos, la condición de los imputados se limitan al ámbito policial. Tendrá que ser el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga varias causas por delitos de malversación y sedición por los preparativos del referéndum, el que decida si mantiene la condición de imputado en ambos casos, o si les cita a declarar. Este viernes han proseguido los interrogatorios a altos cargos del Govern.
Clima de hostilidad

Los guardias civiles ya denunciaron a principios de este mes el clima de hostilidad que viven los agentes de seguridad del Estado en Cataluña. En estas fechas los separatistas realizaron pintadas amenazantes en frente del mismo cuartel donde se espera la manifestación convocada por la CUP. Entre los escritos había frases como como "Os quedan 89 días. Adiós tricornios" o una estelada esbozada.

El martes la CUP también solicitará en el Parlament un protocolo para evitar la entrada de fuerzas de seguridad del Estado, como la Policía o la Guardia Civil. De esta forma, pretenden evitar que los agentes vuelvan a personarse, como hicieron la semana pasada para recabar información sobre la por la trama de financiación ilegal de Convergencia.

Natalia Lázaro Prevost
B. Rodrigo
Tags

Guardia CivilCUPCatalán ReferéndumBarcelonaCalendarioCataluñaMariano RajoyEsquerra Republicana de Catalunya (ERC)Nacionalismo

Tiempo de lectura3 min
28.07.2017 – 20:37 H.

Los miembros de la La Candidatura de Unidad Popular (CUP) han dado un paso más en el calendario de actividades del "procés". Los independentistas de extrema izquierda han empezado a movilizar a sus afines esta mañana a través de Twitter para manifestarse en frente de la casa cuartel de la Guardia Civil de Barcelona. Se trata de una convocatoria programada para el próximo lunes 31 de julio afirmando que "votaremos!".

No fareu callar la veu d'un poble. Concentració 31 de juliol.12h davant la caserna de la Guardia Civil. Travessera de Gràcia 291, Barcelona pic.twitter.com/KTz1Zc7f4B
— CUP #referèndumCAT (@cupnacional) 28 de julio de 2017

La manifestación se ha programado frente a la comisaría que la Guardia Civil tiene en la Travessera de Grácia de Barcelona al mediodía. Es en este lugar precisamente donde, esta semana, han sido citados a declarar diferentes responsables del referéndum, como el secretario general de Presidecia, Joaquim Nin, o el director general de Comunicación de la Generalitat, Jaume Clotet.

Por el momento, la Guardia Civil investiga a Nin en una causa de sedición por la organización de la consulta. Nin fue citado a declarar como testigo, pero durante el interrogatorio los agentes apreciaron indicios de delito y le fue notificado que pasaba a tener la condición de imputado en la investigación policial. Lo mismo ocurrió con el director de Comunicación de la Generalitat. Investigado por las mismas causas y que fue citado a comparecer como testigo en la misma comisaría. Durante el interrogatorio, los agentes interrumpieron su declaración y, tras considerar que podría ser incriminado en varios delitos, se le permitió el acceso a una abogada tras comunicarle que había sido imputado.

En ambos casos, la condición de los imputados se limitan al ámbito policial. Tendrá que ser el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga varias causas por delitos de malversación y sedición por los preparativos del referéndum, el que decida si mantiene la condición de imputado en ambos casos, o si les cita a declarar. Este viernes han proseguido los interrogatorios a altos cargos del Govern.
Clima de hostilidad

Los guardias civiles ya denunciaron a principios de este mes el clima de hostilidad que viven los agentes de seguridad del Estado en Cataluña. En estas fechas los separatistas realizaron pintadas amenazantes en frente del mismo cuartel donde se espera la manifestación convocada por la CUP. Entre los escritos había frases como como "Os quedan 89 días. Adiós tricornios" o una estelada esbozada.

El martes la CUP también solicitará en el Parlament un protocolo para evitar la entrada de fuerzas de seguridad del Estado, como la Policía o la Guardia Civil. De esta forma, pretenden evitar que los agentes vuelvan a personarse, como hicieron la semana pasada para recabar información sobre la por la trama de financiación ilegal de Convergencia.

"La Guardia Civil nunca debería entrar en el Parlament, y si hay peticiones de información de un juez, se les hace esperar en la puerta y se les facilita la documentación requerida, pero nada de escenificaciones de poder en la casa de todos los catalanes, que es el Parlament", declaró la diputada de la formación independentista Mireia Boya.

A su vez, el grupo parlamentario republicano ERC ha hecho pública en sucesivas ocasiones su demanda de que la casa cuartel de la Guardia Civil en la Travessera de Gràcia se convierta en pisos de protección oficial, tanto para el alquiler como para la venta. Los grupos involucrados en el proceso independentista catalán no cesan la convocatoria de actos para presionar al Ejecutivo de Mariano Rajoy con el referéndum secesionista programado para el 1 de octubre cuya ilegalidad ya ha sido comunicada de forma expresa.

FUENTE: Natalia Lázaro Prevost - B. Rodrigo - https://www.elconfidencial.com