viernes, 28 de julio de 2017

(Panamá) Abogado solicita a la Asamblea información sobre donativos legislativos

El tema de los donativos y subsidios que ha otorgado la Asamblea Nacional no morirán fácilmente, al menos el abogado Ernesto Cedeño, se ha empeñado en impedirlo. Cedeño quien es quien es el autor de la demanda de inconstitucionalidad al decreto de la Contraloría General de la República que regulaba los donativos, ha enfilando sus cañones en presentar una demanda legal para que el tema sea investigado.

Antes de presentar el recurso legal, el jurista está detrás de información que solo reposa en la Asamblea Nacional. Cedeño solicitó a la presidenta de la Asamblea Nacional, Yanibel Ábrego, información precisa sobre quiénes son los diputados que tramitaron donaciones y subsidios, así como los montos que fueron utilizados para estos fines.

"Con esta información que algún día se me va a dar podría volver a plantear el recurso", aseguró Cedeño, quien presentó una denuncia la Corte Suprema de Justicia para que se investigara al entonces presidente de la Asamblea Nacional, Rubén De León, por los supuestos delitos de manejo irregular de las partidas.

Al mismo tiempo reclama que se investigue la firma de contratos de personal de la institución, así como la aprobación de donativos que nunca llegaron al destino para el cual fueron solicitados.

Con el nombre de los diputados que tramitaron las donaciones, asegura Cedeño, se demandaría ante las instancias respectivas.

El jurista busca conocer, en base a la Constitución Política de la República y la Ley de Transparencia, la cantidad a la que ascendieron los montos de los donativos y subsidios en la Asamblea Nacional. "Si hubo un desgreño adminstrativo alguien debe responder", aseguró Cedeño, quien no no concibe que después del escándalo no vaya a pasar nada.

A una semana de estar en el cargo, la presidenta de la Asamblea Nacional entregó al Contralor, 514 cheques de donaciones que resposaban en la Dirección de Tesorería para la respectiva anulación de los mismos.

Se trataba de dinero para donaciones tramitados en la presidencia de Rubén De León, los cuales superaban los $2 millones.

Para garantizar el cumplimiento de este medida, la presidenta de la Asamblea Nacional ordenó que, de existir fondos contemplados en la actual vigencia estos sean destinados a fines autorizados por la Constitución y las leyes.

FUENTE: Ismael Gordón Guerrel - http://laestrella.com.pa