lunes, 31 de julio de 2017

(Panamá) Aseguran que declaración de Tacla afectó la credibilidad del Ministerio Público

Las declaraciones al diario El País de España del exabogado de Odebrecht, Rodrigo Tacla Durán, que comprometieron las investigaciones del caso por parte de autoridades panameñas, ha terminado por sepultar la credibilidad que tenían quienes administran la justicia, de acuerdo con Panamá América.

Figuras como el exmagistrado del Tribunal Electoral Guillermo Márquez Amado opinan que lastimosamente las instituciones no tienen ninguna credibilidad y confianza, lo que debe ser nuestro principal propósito como panameños llevar a corregirlas.

"Rescatar a las instituciones esa confianza y credibilidad indispensable para funcionar; que la procuraduría y el órgano Judicial, que es donde están estancado los procesos y se han empantanado, no pasa nada", explicó el jurista en el programa Radar de TVN.

Márquez Amado pidió al presidente y los funcionarios que "no mientan" ni evadan respuestas que la comunidad está demandando que se den, porque se está profundizando la crisis de credibilidad.

Ante esto, el ministro de Trabajo Luis Ernesto Carles reconoció en el mismo programa dominical que en Panamá se ha perdido el rumbo como país, cuando se "mezclo mucha gente", y debe creerse en la honestidad y transparencia que ha estado proyectando el Gobierno.

"Vamos enfocarnos en buscar la verdad y que pueda ser probada, caiga quien caiga, para darle reparo al país", reflexionó.

En este sentido, el ministro consejero del presidente, Temístocles Díaz, apeló a que pronto se tiene que aclarar todo lo que surga y "el presidente y Gabinete somos honestos", llevando a cabo 8,000 millones de dólares en obras, que es un orgullo para los panameños.

No obstante, el excontralor Alvin Weeden sostiene que la procuradora debe ser consciente que la percepción pública no la acompaña, y debe hacer lo necesario para nombrar dos o tres fiscales independientes que se dediquen a esclarecer todo sobre Odebrecht.

"La justicia debe ser darla al país la tranquilidad de que las investigaciones van a ir hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga, y quien se tienen que echar a un lado lo haga momentáneamente para que esto se haga", afirmó.

Incluso el hecho de llamar el caso como una novela, es lo peor que le haya podido pasar a la justicia panameña, pues no se puede tratar de demeritar las declaraciones de el exabogado de Odebrecht.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa