miércoles, 5 de julio de 2017

(Panamá) El efecto ‘Yanibel Ábrego' socava a los partidos de oposición

A dos años de los comicios en los que se renovarán las autoridades nacionales, la elección de Yanibel Ábrego para la presidencia de la Asamblea Nacional ha avivado diferencias internas, tanto en Cambio Democrático (CD) como en el Partido Revolucionario Democrático (PRD).

El CD no logró controlar a 17 diputados. El mensaje de estos a su dirigencia fue directo: no están dispuestos a aceptar imposiciones.

Por los lados del PRD, la situación no es muy diferente. Cinco diputados no apoyaron al candidato de su partido.

Miembros de bases de CD —o al menos algunos que se identifican como dirigentes de bases— reaccionaron enardecidos y solicitaron un proceso de expulsión para los 17 diputados que no siguieron al partido.

Ya la dirigencia convocó un Directorio Nacional, el próximo sábado, para analizar la elección de la directiva legislativa y el comportamiento de su bancada.

Lo cierto es que, una vez más, los cimientos de los partidos de oposición han sido estremecidos por la elección de Ábrego.

En ambas organizaciones hay amenazas de procesos disciplinarios y sanciones contra los que se han negado a acatar ‘la línea'.

‘NO PASARÁ NADA'

Las advertencias de los nuevos procesos generan dudas fuera de la Asamblea Nacional. El mismo grupo de diputados ‘disidentes' del CD y del PRD ya tiene abiertos sendos procesos disciplinarios en las estructuras de sus respectivos colectivos, pero hasta el momento no hay nada en firme.

A pesar de las amenazas, el empresario Roberto Troncoso, quien sigue de cerca el acontecer político panameño, dice que en este caso, al igual que en anteriores, ‘no va a pasar nada y la próxima semana se olvidará lo sucedido'.

‘Todo es una rabieta del momento', añade Troncoso, aunque cree que lo que se vive en los partidos por el efecto ‘Yanibel Ábrego' es una crisis institucional.

‘En el fondo estamos viendo que la crisis de la Asamblea no es el reflejo de la sociedad, sino de la situación interna de los partidos políticos y su gran deterioro', apuntó Troncoso.

El Foro Pro Reformas Electorales intentó que se incluyera cambios en la conformación de la Asamblea Nacional. Por ejemplo, que los diputados sean nacionales, pero no se logró esa opción que, a juicio de Troncoso, es innovadora.

Freddy Pittí, representante de la juventud ante el Consejo para la Concertación Nacional y la Comisión de Reformas Electorales, ve como ‘absurdas' las líneas dictadas por los partidos políticos a sus diputados para la votación, porque traen división en los partidos.

‘Eso deja en evidencia una profunda crisis en los partidos políticos que no se va a solucionar', aseguró Pittí.

REUNIÓN PRD Y MARTA DE MARTINELLI

En la polémica por la elección de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional surgió como elemento adicional una reunión secreta entre directivos del PRD y Marta Linares de Martinelli, esposa del expresidente de la República.

José Luis Varela, presidente del panameñismo, fue uno de los primeros en referirse a la cita secreta que Pedro Miguel González, diputado y secretario general del PRD, salió a negar de inmediato.

Sin embargo, voces de Cambio Democrático, como Fernando Carrillo, del grupo de los leales a Ricardo Martinelli, confirman que la reunión sí se realizó.

Carrillo fue más allá y dijo que participó en el encuentro, pero prefirió no referirse a los temas tratados entre quienes se muestran como acérrimos adversarios y hace unos días trataron de ser aliados.

Raúl Hernández, también diputado del CD, pero del grupo de los llamados ‘disidentes', confirmó que, en efecto, también él tuvo conocimiento del encuentro entre Linares de Martinelli y González.

La Estrellad de Panamá conoció que aunque la reunión se realizó, no se pudo pactar porque ni González ni Linares de Martinelli estaban en capacidad de garantizar el número de votos de sus bancadas, ante la rebeldía de los diputados.

FUENTE: Ismael Gordón Guerrel - http://laestrella.com.pa