lunes, 3 de julio de 2017

(Panamá) Luis Eduardo Camacho: Usan la Asamblea para quitarle CD a Martinelli

Los resultados de la elección de la junta directiva de la Asamblea Nacional han puesto en jaque los partidos políticos ante la rebelión de sus diputados. En esta coyuntura un Cambio Democrático (CD) que viene gravemente herido con su máximo líder, Ricardo Martinelli, preso en Miami y parte de su directiva procesada judicialmente y un Partido Revolucionario Democrático (PRD) que no identifica el norte en su brújula son los más afectados.

Al menos así lo reconoce, Luis Eduardo Camacho, una de las figuras más leales a Martinelli, quien no goza de la simpatía de la mayoría de los diputados. En su última nota de prensa llama al partido a actuar lo más pronto posible contra los ‘disidentes' que él prefiere denominar ‘caballos de Troya'

En una situación no muy distante, se encuentra el PRD, un colectivo que nació de las entrañas del gobierno militar en el que desafiar ‘la línea' era una quimera, no había espacio para disentir.

Hoy, diputadas jóvenes como Athenas Athanasiadis que no pisaron los cuarteles ni conocieron la doctrina militar, se atreve a desafiar a la dirigencia de su partido, el PRD, y desde su curul en la Asamblea Nacional, le advierte a la cúpula que ‘sobre su cadáver' actuarán en contra de quienes no apoyaron al al candidato (Carlos Motta) que ellos escogieron en una reunión realizada en la penumbra de la noche, en la sede del partido en la avenida México.

Las advertencias de procesos disciplinarios caen en oídos sordos y los diputados se atreven a retar y desafiar las amenazas que hacen los directivos de aplicarles medidas disciplinarias.

Desde su óptica, el analista político, Richard Morales, ve todo como producto de la crisis hay en los partidos políticos y plantea que cada vez hay una mayor incapacidad para actuar de manera cohesionada.

Morales, una figura joven con estudios en politología, dice que los diputados noveles buscan distanciarse de sus partidos y las líneas, pero con mucha moderación. Lo que hace evidente el colapso y destaca la falta de credibilidad de los partidos políticos.

JAQUE POLÍTICO

Tras la decisión de los llamados ‘disidentes' del CD de desafiar el mandato de su partido y apoyar una propuesta oficialista, todo apunta a que el próximo paso de este grupo será tomarse el control del colectivo que fundó Ricardo Martinelli, dice Camacho.

En octubre próximo será la mal lograda convocatoria para la elección de convencionales y en el 2018 se renovará la directiva del CD.

La Asamblea, se convertiría en la plataforma para arrancar de las manos de manos de los denominados ‘leales' a Martinelli el control de CD. Una estrategia similar a la que en su momento puso en marcha Pedro Miguel González para enfrentar a Benicio Robinson.

Ante esta riesgo Camacho pide severidad, hace un llamado a la directiva del CD, les pide ‘actuar con rapidez y sin paños tibios'.

Jaime Porcell, analista de mercado, estudioso de la política criolla, dice que la revocatoria de mandato, se ha sido un fantasma que ya nadie le tiene miedo.

Queda en evidencia, dice Porcell que los partidos políticos, demuestra que no tienen sus cuadros en las muñecas. Palabras con las que refuerza la tesis de que la dirigencia de los colectivos han perdido la fuerza sobre sus mandos medios.

Lo que deja en evidencia es que las cúpulas están negociando sin las bases y por eso la desobediencia

HISTORIA QUE SE REPITE

Pedro Miguel González, secretario general y máximo líder del PRD, quien en su momento desafió la dirigencia que estaba a cargo de Benicio Robinson muestra cautela ante el comportamiento de sus copartidarios y prefiere dejarlo todo en manos de las instancias correspondientes que se encargan de los temas disciplinarios y que han sido citados para mediados de la semana para ver el caso de los diputados que no acogieron ‘la línea' del PRD.

González dice que ‘Luego de ocho meses de culminado la reestructuración del PRD, nuestro partido asume de manera categórica y sin ningún tipo de discusión, su rol de partido líder de oposición. Hoy (el sábado) en la Asamblea se reedita la alianza de aquellos partidos políticos que llegaron al poder en el año 2009 y que durante 26 meses distorsionaron las instituciones del Estado y fueron protagonistas de grandes escándalos de corrupción.

Lo cierto es que por ahora ambos partidos tienen en sus manos una papa caliente y no importa si sean disidentes, rebeldes o caballos de Troya, saben que hay un grupo que es capaz de desafiar su autoridad.

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Las directivas de los partidos pierden el control de sus bancadas

La bancada de Cambio Democrático postuló dos candidatas. Una recibió el apoyo de 8 diputados.

Tres diputados del PRD votaron a favor del candidato del CD. Dos se abstuvieron.

FUENTE: Carlos Anel Cordero - http://laestrella.com.pa