miércoles, 19 de julio de 2017

(Rusia) 10 razones por las que nunca visitar Moscú

El Kremlin y la Plaza Roja son los primeros lugares para visitar en la capital rusa. Pero tenga cuidado. Son maravillosos, impresionantes e incomparables. No podemos garantizarle que no quede fuertemente impresionado, entonces, ¿para qué arriesgarse?

La vida nocturna de Moscú. Está llena de gente y es muy ruidosa. Todo el mundo está bailando, gritando, pasándoselo en grande. Además hay todos esos bares con terrazas al aire libre y vistas a la ciudad. Moscú nunca duerme. Considérese advertido.

El legado soviético se encuentra por todas partes en Moscú, por ejemplo, en el centro de exposiciones de la VDNKh. Todavía es el hogar de monumentos soviéticos, fuentes con estatuas de oro, pabellones construidos hace 75 años, el Museo de la Cosmonáutica, el monumento de El obrero y la campesina. ¿Verdad que es horrible? A nadie le gusta la historia

El Festival de fuegos artificiales y el Festival internacional de música militar Torre Spasskaya. El Día de Moscú (el primer sábado de septiembre) está lleno de fuegos artificiales, conciertos gratis y todo tipo de espectáculos, igual que el 9 de mayo con su gran espectáculo del desfile militar del Día de la Victoria. ¿De qué va todo esto? Gritos, ruido, multitudes y como resultado dolor de cabeza. Horrible.

Festival de flores de Moscú. Cada julio se plantan unas 600.000 flores cerca de la Plaza Roja para un mes más o menos. Esto puede provocar alergias y la Plaza Roja no es un jardín botánico, ¿no?

Los edificios de Moscú son muy viejos.

Quería ir a un parque normal con árboles y hierba… Y resulta que lo que encuentra es una antigua residencia de la época zarista, una hacienda del siglo XVIII o algo así. Palacios, jardines, huertos de árboles frutales, estatuas y más palacios. ¿Y dónde están los árboles y el césped?

Hay casas y edificios poco habituales escondidos por todo Moscú. ¿Un edificio con forma de huevo? ¿Y qué?

El metro de Moscú. Seamos honestos, mejor que no vaya. Nunca llegará a ver todas las estaciones de metro y cada una es única. Hay monumentos, cafés, un museo y cabinas fotográficas por todas partes. Incluso hay una estación construida en un puente sobre el río. ¡Es peligroso y siniestro! (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Igor Rozin para Russia Beyond The Headlines - Actualidad RT