jueves, 24 de agosto de 2017

(Cataluña - España) Andreu marca las tareas de Mossos, Guardia Civil y Policía para evitar fallos

El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha delimitado este jueves las competencias de los tres cuerpos policiales que participan en las investigaciones de los atentados de Barcelona y Cambrils para evitar conflictos. En una reunión celebrada en las dependencias judiciales, en la que ha participado la Fiscalía y los altos mandos de la lucha antiterrorista de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y de los Mossos d'Esquadra, el instructor, que dirige las actuaciones, ha sentado las bases de la segunda fase de las pesquisas.
El encuentro, que en el que han estado presentes los responsables de información de la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d' Esquadra, Enrique Barón, Pablo Salas y Manel Castellví ha servido para marcar la estrategia a partir de ahora. Una vez superada la fase de identificación y puesta a disposición judicial de los detenidos, la prioridad consiste en determinar si la célula contaba con contactos internacionales en Francia, Bélgica y Marruecos, como apuntan varios indicios ya detectados, entre ellos, viajes a estos destinos efectuados por varios integrantes del grupo integrista.
Fuentes jurídicas informan que el encuentro ha transcurrido en un ambiente de cooperación y en él se ha establecido que será el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) , dependiente del Ministerio del Interior, el que centralice las labores de los tres cuerpos. El fin de la reunión ha sido unificar criterios y facilitar el trabajo conjunto. Las mismas fuentes explican que los Mossos se centrarán en investigar todo lo que afecte al territorio de Cataluña mientras que la Policía y la Guardia Civil investigarán en el resto del territorio nacional y a nivel internacional.

Los altos mandos de los tres cuerpos se han reunido previamente en el Ministerio del Interior con el responsable del departamento, Juan Ignacio Zoido, que convocó a primera hora de este martes a los máximos responsables antiterroristas con el fin de tratar la estrategia de seguridad y la implantación de medidas como la instalación de bolardos o la mayor presencia policial en determinadas zonas turísticas o de mayor concentración de personas.
La convocatoria de Andreu se ha producido justo después de que los principales sindicatos de la Policía y la Guardia Civil criticaran el comportamiento de la Generalitat de Cataluña durante el día anterior a los atentados -en la explosión de la casa de Alcanar, donde los Mossos no dejaron entrar a los Tedax para inspeccionar la zona- y en el trabajo de gestión posterior de los mismos. Según el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), los expertos de la lucha antiterrorista de ambos cuerpos fueron "marginados" por los responsables políticos catalanes mientras los del Gobierno de España lo permitían.

La citación del magistrado también tiene lugar tras la revelación de El Confidencial de que la jueza del partido judicial de Amposta, que se desplazó al chalé ocupado por la célula responsable de los atentados de Barcelona y Cambrils tras la explosión que destruyó la vivienda de Alcanar, avisó a los Mossos de que la hipótesis de una acumulación de gas o una deflagración provocada por la actividad de un laboratorio de drogas que manejaba la policía autonómica no cuadraba. La magistrada, a la que le extrañaron las numerosas bombonas de butano desperdigadas entre los cascotes y la potencia de la detonación, mostró sus dudas ante los agentes desplegados en la casa por el suceso.
La explosión se produjo un día antes de que los componentes de la célula que habían salido ilesos se desplazaran a Las Ramblas, primero, y a Cambrils, después, para llevar a cabo atropellos masivos que acabaron con la vida de 15 personas y provocaron heridas a decenas de ciudadanos más, muchos de los cuales aún siguen hospitalizados.

FUENTE: BEATRIZ PARERA - https://www.elconfidencial.com