viernes, 18 de agosto de 2017

(Cataluña - España) Bartomeu mintió a los socios del Barcelona: Messi no ha firmado su renovación

El FC Barcelona ha llegado a un punto surrealista en el que no pasa un día siquiera sin noticias negativas o inquietantes sobre el club. El 2-0 —con repaso incluido— del miércoles formaba parte de las noticias malas, así como las declaraciones de Piqué admitiendo que no era “el mejor momento del equipo ni tampoco del club” y asegurando que “en los nueve o 10 años que llevo jugando aquí es la primera vez que he sentido que el Madrid era superior a nosotros”.
Este jueves se vivió un nuevo capítulo de las malas e inquietantes. Luis Suárez será baja durante al menos cuatro semanas por un golpe en la rodilla derecha y Piqué se perderá al menos el debut de Liga ante el Betis por una sobrecarga en el aductor de su pierna izquierda. Vayamos ahora al apartado de las inquietantes con un nombre propio: Messi.
¿Recuerdan cuando el pasado 5 de julio el Barça anunció que Messi había renovado hasta 2021? ¿Y cuando el 7 de julio, en una entrevista con Mónica Terribas en Catalunya Ràdio, Bartomeu aseguró que Messi había firmado “a finales de junio” y que por lo tanto pertenecía al ejercicio anterior? ¿Y que estando ya en Miami el presidente en una entrevista en 'ESPN' declaró: “Messi firmó el contrato hace días y lo que sí queremos es hacer una presentación cuando volvamos a Barcelona"? Pues Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona, mintió. Sí, sí. Tal cual: mintió. No lo digo yo, lo dijo este jueves su vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, que debe estar escarmentado después de la frase de “Neymar se quedará al 200%” y ahora procura ser más meticuloso. Sucedió durante la presentación de Paulinho, cuando Mestre soltó: “Lo tenemos hablado, está acordado y solo estamos a la espera de fijar una fecha para la firma. Todo pinta muy bien. Me sorprendería mucho que al final la firma no se llevase a cabo”.

Messi no está atado
De estar firmado a “todo pinta muy bien” hay un trecho, y bien largo. Resulta que la afición culé estaba de lo más tranquila pensando que, bueno, Neymar se les había escapado, pero aún tenían a Messi que ya estaba atado y bien atado, y no es así. No lo es porque Bartomeu mintió y se inventó una firma que no existe. Así que hasta que el astro argentino no firme el papelito, cualquier cosa es posible. El asunto es grave. Así a bote pronto no recuerdo a ningún presidente anunciando que el jugador estrella había firmado la renovación cuando no es así.

Se podía decir que se ha llegado a un acuerdo y que es total a falta de la firma, que como el jugador se casaba el 30 de junio y después se marchaba de luna de miel, pues ya lo firmaría a la vuelta. Pero no, decidió mentir deliberadamente y decir que ya estaba todo hecho. Venía de una semana movidita con las informaciones de TV3 sobre el negocio con los asientos liberados por los socios, por lo que suspendió la rueda de prensa que estaba prevista y se dedicó a dar entrevistas individuales a algunos medios. El anuncio de la renovación de Messi era ideal para acabar con el ruido y soltar la mejor noticia posible para un culé. Solo había una pega: que no era verdad.

Bartomeu ha caído bajísimo con tal de quitarse los problemas de encima. Ahora, todos pendientes de la fecha de la firma. Que ya ha tenido tiempo para hacerlo y llama la atención que siga sin estampar su garabato en el contrato. No hay noticias sobre movimientos extraños en el entorno de Messi, nada que haga pensar que tiene dudas sobre su continuidad, pero también todo parecía tranquilo con Neymar, que había firmado su renovación el pasado mes de octubre... Así que hasta que no exista la imagen de Messi sentadito en el despacho con un boli en la mano, cualquier cosa es posible.
Mientras, la imagen de Bartomeu está por los suelos. Ha mentido, a sabiendas y sin titubear. Ha mentido a los socios en un asunto vital. Y de alguien que miente, uno no se puede fiar.

FUENTE: Tribuna - GEMMA HERRERO - https://blogs.elconfidencial.com