viernes, 18 de agosto de 2017

(Cataluña - España) La policía busca a cuatro fugitivos relacionados con los atentados

La policía catalana busca a cuatro fugitivos relacionados con los atentados de este jueves en Barcelona y Cambrils. Se trata de Moussa Oukabir, Mohamed Hychami, Younes Abouyaaqoub, vecinos de Ripoll, y Said Aallaa, de Ribes de Freser. Los cuatro jóvenes son de origen marroquí y de 17, 24, 22 y 18 años respectivamente.
Moussa Oukabir, hermando de Driss Oukabir, detenido el jueves por los Mossos, tiene 17 años de edad y vivía con sus padres en Ripoll. Carecía de antecedentes. Además, están siendo buscados otros tres hombres, también de nacionalidad marroquí: Said Aallaa, Mohamed Hychami y Younes Abouyaaqoub.
De hecho, los Mossos d'Esquadra están registrando la casa de Said Aallaa situada en la céntrica plaza Gran de Ripoll (Gerona). Según los datos policiales, Said Aallaa nació en Naour (Marruecos), en agosto de 1998, por lo que cumpliría este mes los 19 años y no contaría con antecedentes policiales por delitos de terrorismo.
Mohamed Hychami y Younes Abouyaaquoub, que cuentan con 24 y 22 años, respectivamente, nacieron en la misma localidad de Marruecos, Mrirt y los padres de ambos están domiciliados en Ripoll, al menos desde el año 2006. Ninguno contaba con antecedentes por terrorismo.
La policía está peinando Cataluña en busca de estos cuatro jóvenes. Por el momento hay cuatro personas detenidas en relación con los atentados, entre ellas el hermano mayor de Moussa Oukabir, Driss, que se presentó este jueves en comisaría alegando que le habían robado la documentación, y un amigo del mismo.

Los Mossos d'Esquadra investigan si el autor del atentado en las Ramblas es uno de los cinco terroristas que fueron abatidos de madrugada en Cambrils (Tarragona), según ha anunciado el mayor de la policía catalana, Josep Lluís Trapero. Estos cinco personas aún no han sido identificadas.
El mayor ha destacado que la supuesta célula terrorista llevaba meses planeando un atentado con explosivos en Barcelona y que, tras la deflagración de la casa de Alcanar (Tarragona), donde manipulaban varias bombonas de butano, actuaron de forma "desesperada" para atentar en Barcelona y posteriormente, de forma más "rudimentaria", en Cambrils, donde embistieron a media docena de personas y apuñalaron a una de ellas, que ha fallecido hoy.

Por el momento, además de los cinco terroristas abatidos en Cambrils y del que falleció en la explosión de Alcanar, los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro supuestos miembros de la célula: uno en Alcanar -que resultó herido en la explosión- y tres en Ripoll (Girona), todos ellos jóvenes y sin antecedentes por delitos de terrorismo. De los cuatro detenidos, tres son de origen marroquí y uno nacido en Melilla, algunos de ellos con antecedentes por delitos comunes y de 21, 27, 28 y 34 años, respectivamente, según ha detallado Trapero.


FUENTE: https://www.elconfidencial.com