miércoles, 9 de agosto de 2017

Donald Trump responde a Kim Jong Un: "Corea del Norte se encontrará con fuego y furia"

Durante su cuarto día de 'vacaciones de trabajo' en el Club de golf de Bedminster (Nueva Jersey), el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mandó un ultimátum a Corea del Norte este martes. El más tajante hasta la fecha tras varias pruebas balísticas del régimen de Pyongyang desde que llegó a la Casa Blanca."Es mejor que Corea del Norte no haga más amenazas a Estados Unidos" dijo el presidente, antes de advertir que en caso contrario "se encontrarán con un fuego y una furia como el mundo nunca ha visto". La advertencia se produce en una semana protagonizada por la escalada de tensión entre ambos países tras las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas este fin de semana contra Pyonyang.Flanqueado por la primera dama, Melania Trump, y el secretario de Sanidad, Tom Price, Trump se refirió directamente al mandatario norcoreano Kim-Jong Un cuyas amenazas, según el presidente, "han ido más allá de lo normal". Por ello reiteró su ultimátum de responder con "fuego y furia, y francamente un poder" que no se ha visto hasta la fecha.Estas declaraciones se produjeron poco después de que la inteligencia estadounidense asegurara que Pyongyang ha desarrollado una cabeza nuclear para sus misiles balísticos y de que oficiales norcoreanos redoblaran sus críticas hacia EEUU y otros países vecinos, y amenazasen con represalias. Además, este miércoles, Corea del Norte advirtió que considera la posibilidad de atacar con misiles balísticos de mediano alcance las inmediaciones de las bases militares norteamericanas en la isla de Guam en el Pacífico, anunció la agencia de noticias surcoreana Yonhap. Según un portavoz militar norcoreano, el plan podría ponerse en marcha "en cualquier momento".El pasado lunes, el jefe de la diplomacia estadounidense Rex Tillerson intentó rebajar la tensión sugiriendo que ambos países podrían negociar si Corea del Norte no realizaba más pruebas balísticas. Lejos de recoger el guante tendido por Tillerson, el ministro de Asuntos Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, afirmó que el régimen no dará un paso atrás en su carrera armamentística. A través de un comunicado, Kim Jong Un advirtió a EEUU que le haría "pagar mil veces el precio de su crimen", en referencia a las sanciones de la ONU -cuya imposición pueden traducirse en la pérdida de 1.000 millones de dólares anuales en ingresos por exportaciones.Tras sus declaraciones a la presa, Trump recuperó su agenda para celebrar una reunión con miembros de su equipo en la que iban tratar la crisis de opiáceos que existe en el país; el Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) estima que 142 estadounidenses mueren a diario de sobredosis. A principios de mes, la comisión constituida en marzo por el presidente para combatir esta crisis sin precedentes hizo público el borrador de sus conclusiones. El grupo de trabajo, presidido por el Gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, instaba al presidente a que declarase el estado de emergencia nacional.

FUENTE: CAROLINA MARTÍN - http://www.elmundo.es