jueves, 17 de agosto de 2017

(España - Cataluña) Un atropello masivo deja 12 muertos en un atentado en la Rambla de Barcelona

Una furgoneta ha atropellado a la multitud en la Rambla de Barcelona desde el inicio del paseo, en la Plaça Catalunya, hasta el mosaico de Joan Miró (Pla de la Boqueria), un recorrido de más de 600 metros, provocando 12 muertos y dejando una treintena de personas heridas, dos en estado crítico.
El despliegue policial responde a un atentado terrorista. El autor está armado y atrincherado en un restaurante de la zona, donde tiene rehenes y está negociando con la policía. También se buscaría a una segunda persona.


Los testigos apuntan que habrían más fallecidos. La furgoneta ha entrado en la calzada peatonal en el inicio de la Rambla, en la confluencia con Plaça Catalunya y ha recorrido el paseo central, donde ha ido atropellando a la multitud, haciendo zig zag para generar el mayor daño. El vehículo ha quedado abandonado a la altura del Pla de la Boqueria, tras chocar contra uno de los kioskos de la arteria.

Según diversas informaciones, la furgoneta es un vehículo alquilado. Sería uno de los dos que alquilaron los autores. Con el segundo tenían planeado huir. Se trata de una furgoneta Fiat con la matrícula 7082JWD, de color blanco.



La Rambla estaba atestada de gente, en plena temporada alta de turismo. Anualmente recorren la Rambla cien millones de visitantes. Los heridos han sido derivados a los diversos hospitales de la ciudad. Seis están siendo atendidos en el Hospital Clínic, dos de ellos críticos. Otros seis han recalado en el Hospital del Mar. Las ambulancias no dejan de recorrer las calles colindantes en dirección a la zona del atentado.

Tras el atropello las fuerzas policiales han desalojado la zona, mientras diversas ambulancias atienden a algunas personas heridas. Todo el área está cerrada. La Rambla entera, desde Plaça Catalunya al Passeig de Colom, con las calles vacías y todas las estaciones de metro y tren cercanas cerradas, como Catalunya, Liceu o Drassanes.

Tras el atropello la policía ha recorrido las tiendas, restaurantes y hoteles de la zona ordenando a los propietarios que cerraran las persianas y que nadie saliera a la calle. Decenas de clientes se encuentran en el interior de los locales, muy asustados, según los testimonios recogidos por LaVanguardia.com.

Otros negocios se han adelantado y han decidido cerrar al ver policía corriendo y peatones gritando. Otras arterias vecinas, como Portal de l’Àngel y Passeig de Gràcia, también han cerrado comercios con los clientes y el personal dentro.

Los testigos que rondaban la zona afirman que la multitud que estaba en la Rambla ha empezado a gritar y correr en dirección a la Plaça Universitat. Personas que se han acercado a lugar de los hechos dicen que se ha visto “gente con sangre”. Desde Emergències se ha recomendado que no se salga a las calles de la zona.

FUENTE: Con información de Agencias - http://www.lavanguardia.com