martes, 1 de agosto de 2017

(España) Villar y su hijo salen de prisión tras pagar sus respectivas fianzas

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol Ángel María Villar y su hijo Gorka han salido este martes de la prisión madrileña de Soto del Real tras pagar esta mañana las fianzas de 300.000 y 150.000 euros respectivamente que les impuso el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz el pasado 20 de julio, cuando el magistrado consideró pertinente encerrarles con el fin de que ninguno de ellos destruyera pruebas ni huyera de la justicia.

En el momento actual, según argumentó ayer Pedraz, la situación ha cambiado respecto a aquel 20 de julio, dado que las diligencias practicadas desde la detención del exresponsable federativo impiden ya que éste pueda obstaculizar la instrucción o fugarse. La Guardia Civil ha volcado en la Audiencia Nacional toda la documentación incautada y el Juzgado número 1 ha tomado declaración a testigos e investigados y ha embargado bienes y bloqueado cuentas corrientes, con lo que no hay posibilidad de que los tres encarcelados puedan destruir pruebas ni huir, entendió ayer el juez.

Padre e hijo han abandonado la prisión madrileña sobre las 19.00 horas con decenas de periodistas como testigos. El expresidente federativo se ha limitado a agradecer ante los presentes las palabras que han dicho los que durante estos días le han defendido. "Quiero dar las gracias a todos los que han confiado privada y públicamente en mí, en don Juan Padrón y en mi hijo. Nos han defendido privada y públicamente. Y además, quiero también agradecer a los presos del módulo número uno por el cariño y afecto que han tenido con nosotros. Les deseo que tengan suerte en sus litigios y que espero verles en la calle", ha dicho Villar.

Los dos -junto al vicepresidente de la RFEF Juan Padrón, a quien Pedraz tambien ha impuesto una fianza de 300.000 euros- son los principales investigados en el marco de la operación Soule, que rastrea la red clientelar creada por Villar para mantenerse en el cargo durante los últimos años así como el desvío de fondos federativos a los bolsillos de diferentes dirigentes del organismo y de empresas y personas afines, como el propio Gorka, que según la investigación de la Fiscalía Anticorrupción -que dirigió las pesquisas hasta la interposición de una denuncia ante la Audiencia Nacional- se embolsó más de medio millón de euros solo en los años 2011 y 2012 a través de la firma de contratos de asesoramiento con las federaciones extranjeras contra las que la Selección Española disputaba partidos amistosos.

Además de Villar, su hijo y Padrón, en el marco del caso Soule el juez Pedraz también está investigando la participación que tuvieron en la trama el secretario general de la Federación Tinerfeña de Fútbol, Ramón Hernández Baussou -detenido junto a los tres primeros pero liberado bajo fianza el mismo 20 de julio-; el ex secretario general de la Selección Española, Jorge Pérez; el actual presidente en funciones de la RFEF, Juan Luis Larrea; el ex administrador general, José María Castillón; el dirigente riojano Jacinto Alonso; el expresidente de la Federación Madrileña, Vicente Temprado, o la directora de la Selección Española, María José Claramunt. Todos ellos acudieron la semana pasada a declarar ante el Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional.

FUENTE: Roberto R. Ballesteros - https://www.elconfidencial.com