miércoles, 30 de agosto de 2017

(Panamá) Cuestionan millones de dólares y lujo para el Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad, adscrito a la Presidencia de la República, ya rebasa los 30 millones de dólares en compra de artículos distintos a sus funciones de protección e inteligencia.

Se trata de la adquisición de autos de lujo, teléfonos celulares, muebles y hasta cirugías, que durante la administración del presidente Juan Carlos Varela han llamado la atención de diferentes sectores.

Tras asumir la administración de esta dependencia, su secretario Rolando López ha sido cuestionado por su influencia en la toma de decisiones no relacionadas con su rol.

Dentro del renglón de gastos del Consejo de Seguridad ha salido a relucir la compra de equipos y artículos de oficina para acondicionar más las instalaciones de la entidad.

Solo el año pasado se conoció la compra de televisores de 32 y 42 pulgadas para la oficina del Consejo de Seguridad, por un costo de 3,000 dólares y otro contrato para adquirir muebles de $18 mil 50 más ITBMS, en total, $19 mil 313 con 50 centavos, a favor de la empresa Coremusa.

Meses atrás, fue sustentado un traslado de la partida presupuestaria de la Presidencia por 15 millones de dólares para la remodelación del edificio de la institución, en el sector de Quarry Heights, en el corregimiento de Ancón.

También a principios de este año se conoció sobre la solicitud de 155 teléfonos celulares, para funcionarios de la entidad, con contratos de data y voz para llamadas nacionales, a larga distancia y entre números internos de la institución, por la suma de 155 mil 444 dólares.

Lo que más ha llamado la atención en los últimos meses ha sido el gasto público que se destina para el alquiler y compra de autos de sus misiones oficiales.

Se trata de gastos para transportar a personas muy importantes (PMI), las cuales se asignarían para eventos como la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en enero de 2019.

A través de un contrato directo se gestionó un auto marca Chevrolet Suburban, valorado en 80 mil 34 dólares.

En junio pasado, la Presidencia destinó 3 millones 173 mil 643 dólares con 28 centavos para el alquiler de 90 vehículos de alta gama.

Esto sería para el alquiler de 90 automóviles por un periodo de 24 meses, es decir, 2 años.

Incluso cuando ya en marzo de este año se había pagado 1 millón 854 mil 280 dólares por el alquiler de 70 carros.

Equipos de inteligencia
La administración del presidente Varela se ha caracterizado por dotar de equipos y uniformes para estamentos de seguridad, lo que años anteriores era visto como militarización, según algunos críticos.

Con ello se ha criticado compras onerosas, en las que incluso se han cuestionado compras fraccionadas.

Esto fue a favor de una proveedora de allegados para obtener uniformes y equipo táctico de la Policía Nacional, cuyos contratos superan los $21 millones.

Investigaciones periodísticas dan luces de contratos cuyos montos ascienden a 5 millones 165 mil dólares, para dotar de uniformes y equipo táctico a los miembros del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).

También otro contrato en mayo del 2016, por 16 millones 183 mil dólares dividido en dos secciones, y bajo la categoría de urgencia notoria, pese a no tratarse de casos de desastres, como lo estipula la ley de contrataciones.

También el año pasado se asignó por medio del Consejo de Gabinete un monto superior a los 26 millones de dólares para compra de equipos.

Entre estos, una aeronave DHC-6 Twin Otter 400 y embarcaciones DAMEN 1102, con tres contratos de mantenimiento de equipos del Servicio Nacional Aeoronaval (Senan).

Aun ante las críticas de espionaje, el especialista en Criminología Jerónimo Mejía ha dicho que "no debe haber temor y tampoco relacionar esta materia con el G2 que operó en la dictadura militar".

Mejía aseguró que existen prohibiciones y sanciones por el mal uso de los servicios de inteligencia.

FUENTE: Con información de Jason Morales Valdés - http://panamaamerica.com.pa