viernes, 4 de agosto de 2017

(Panamá) Sigue desconfianza por acuerdo con Odebrecht

Con el llamado acuerdo de colaboración eficaz, entre la empresa brasileña Odebrecht y el Ministerio Público panameño, a cargo de la procuradora Kenia Porcell, nacen las interrogantes de la sociedad civil sobre cuáles serían los otros puntos que se dieron para llegar a estos términos, de los que, por el momento, solo se ha revelado la multa de 220 millones de dólares a la constructora.

Sin precisar grandes detalles, Porcell -hasta el momento- ha revelado que hay 26 investigaciones, 43 personas procesadas, más de 56 millones de dólares entre bienes y dinero aprehendido, 49 solicitudes de asistencia internacional y dos alertas rojas.

Sin embargo, un día después de esta conferencia de prensa sobre el caso de los sobornos de Odebrecht, se dieron detalles internacionales sobre este acuerdo en el que se estableció que la constructora brasileña pagará en 12 años la sanción económica a la que se comprometió para colaborar en las investigaciones.

Por consiguiente, Miguel Antonio Bernal, abogado y catedrático de Derecho Constitucional, Ciencias Políticas y Derecho Internacional, aseguró que sería bueno saber cuáles fueron todos los términos del "acuerdo" de la procuradora con Brasil y, de paso, se preguntó: "¿Qué macalusia hizo para llegar a $220 millones?".

Asimismo, le dio las gracias a Porcell, "la encubridora" -como le dice-, porque ahora resulta que los panameños le deben dinero a Odebrecht. "Doce años para devolver el 0.8% de lo que se robó".

"La encubridora ha llamado traidores a los que repudiamos acuerdos de trastienda con Odebrecht. Los hechos se encargarán de traer la verdad", advirtió.

Además explicó que los coimeados por Odebrecht celebran el acuerdo "eficaz", aplaudido ahora por los que aspiran a que les toque algo en esta próxima remesa de dinero por año.

Por el contrario, el grupo de la sociedad civil Libertad Ciudadana considera como positivo este acuerdo porque se estaría dando inicio a la entrega de la información que toda la sociedad panameña espera, sin embargo, dejó claro que la Procuraduría debe mantener una comunicación fluida para dar a conocer los términos del mismo y la evaluación de los beneficios para Panamá.

Mientras que, insatisfecha, la diputada del Partido Revolucionario Democrático (PRD) Zulay Rodríguez catalogó el pacto entre la procuradora Kenia Porcell y la constructora Odebrecht como una burla para todo el pueblo panameño.

No obstante, el analista político José Isabel Blandón es de la idea de que todo convenio tiene cosas buenas y cosas malas.

Detalló que sin estas concesiones estratégicas, no se tendrá acceso a toda la información para saber la verdad.

En particular, de los 12 años que se tardará pagar la multa a Panamá, Blandón justificó que se debe a que todo va en función a la capacidad de pago de la empresa.

"Esto es lo que se hace cuando se impone una multa; los que manejan finanzas públicas o privadas saben que una deuda de esta magnitud tiene un efecto importante y negativo en una compañía", argumentó como elemento para ser considerado.

Obras vs. multa
En diciembre del 2016, el Gobierno panameño aseguró que prohibiría al consorcio brasileño conseguir nuevos contratos hasta que retribuya el dinero que sustrajo a través de los sobornos.

Incluso, se habló de que haría que la empresa desistiera de licitaciones de nuevos proyectos, como la construcción del Cuarto Puente sobre el Canal de Panamá y la Línea 3 del Metro.

En estos momentos, Odebrecht está al menos a cargo de la Línea 2 del Metro con 45%, la renovación de Colón con 52% y la ampliación del aeropuerto de Tocumen con 73%, obras que se concluirán antes de las elecciones del 2019, mientras que sobre el acuerdo, la empresa tendrá 12 años para pagarlo sin estar a cargo de futuros proyectos.

Condenas selectivas, multas exiguas y reformas superficiales

Ante el amplio panorama que se vive en Panamá, donde los escándalos abundan y los rodean internacional, el politólogo Richard Morales afirmó que las condenas selectivas, multas exiguas y reformas superficiales son las fórmulas para encubrir la trama, proteger las élites y conservar el sistema.

En tanto, el Frente Amplio por la Democracia (FAD) denunció que no existe el interés de brindar un proceso de justicia serio que investigue, juzgue y condene a todos los involucrados, lo que lleva al país a un estado de crisis institucional, en referencia al proceso que adelanta el Ministerio Público (MP) sobre los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht y las revelaciones de ‘Panamá Papers’.

“Tenemos una serie de realidades escandalosas inscritas en la lógica misma del sistema que atestiguan cómo funcionan las instituciones políticas y los sectores dominantes”, así lo manifestó el FAD.

Por ello, no les sorprende la aparición de información del exterior sobre los sobornos de la constructora Odebrecht.

FUENTE: Dayra Rodríguez - http://panamaamerica.com.pa