lunes, 14 de agosto de 2017

Panameño, reclama lo tuyo (+Opinión)

Por: Miguel Antonio Bernal V.- Panameño, el país es tuyo, de todos los panameños, no de unos pocos que se han adueñado del país de todos. No permitamos que nos secuestren el país, además de habernos secuestrado el derecho a una democracia moderna y a un Estado Constitucional.

Reclama justicia, que la justicia sea igual para todos; para quien roba un celular un castigo acorde, y para el que desfalca millones y para los coimeados de Odebrecht y sus encubridores: un castigo severo.

Reclama educación, que tus hijos tengan las mismas oportunidades de educación que la de aquellos que pagan las muy costosas escuelas privadas. Que tus hijos tengan la misma educación para llegar a ser un profesional de alto nivel o artista o empresario o deportista al igual que cualquier otro panameño.

Reclama que las riquezas del país lleguen a todos y no sean propiedad de sólo unos pocos. Que el gobierno administre las concesiones, contratos, tierras, política fiscal, recursos del Estado de manera ecuánime y honesta.

Reclama que la salud llegue a todos y a los más altos niveles de calidad y profesionalismo. Que las enfermedades y accidentes de los menos acaudalados sean atendidos de la misma manera que aquellos que pueden pagar extraordinariamente costosos seguros y hospitales privados.

Reclama que las oficinas públicas ofrezcan servicios eficientes y expeditos para todos los panameños. Que se reparen y actualicen las oficinas públicas para cumplir debidamente con sus obligaciones, antes de gastar millones en grandes obras que sólo benefician a unos pocos.

Reclama que el gobierno construya campos de juegos y apoye al deporte para la salud física y mental de los ciudadanos.

Panameño: reclamemos una nueva Constitución que permita la construcción de un país libre, ecuánime, solidario y justo. Panameño, reclama lo tuyo, reclama tu país, que es tuyo, de todos los panameños y no de unos pocos.

Panameño, reclama lo tuyo.

Catedrático universitario

Panameño: reclamemos una nueva Constitución que permita la construcción de un país libre, ecuánime, solidario y justo.

FUENTE: Miguel Antonio Bernal V. - mabernal@cwpanama.net - http://elsiglo.com.pa