jueves, 17 de agosto de 2017

Ucrania se topa con la realidad: su plan de suministrar petróleo iraní es inviable

En teoría, el posible acuerdo entre Kiev y Teherán podría beneficiar a ambos países. No obstante, la implementación de este plan puede tropezar con muchos obstáculos e incluso no ser aplicable, opina la analista rusa Ana Bodrova, de la empresa Alpari.
Actualmente, Teherán y Kiev están negociando la posibilidad de organizar suministros de petróleo iraní a Europa a través de territorio ucraniano, informa la agencia IRNA, que recoge las palabras de Marzie Shahdaei, jefa de la empresa estatal iraní National Petrochemical Company.

Recientemente, Shahdaei se encontró con el embajador ucraniano en Teherán, Serguéi Burdilyak, y firmó un memorando de entendimiento mutuo y de cooperación en los ámbitos de la energía y la industria petroquímica.
"La creación de un 'hub petroquímico' iraní en Ucrania para la exportación de petróleo a Europa y el intercambio de tecnologías avanzadas entre ambos países en este ámbito fueron algunas de las cuestiones abordadas durante el encuentro", informa el medio iraní.

Hoy en día, los mayores consumidores de petróleo iraní son China, Corea del Sur, la India y Japón. Dado que la demanda en estos países se mantiene a la baja y las autoridades iraníes no quieren dejar de aumentar sus extracciones, Teherán necesita encontrar nuevos compradores, informa el periódico ruso Vzglyad.

¿Necesita Europa el petróleo iraní?

Es muy difícil para Teherán competir con Rusia en el mercado petrolero europeo. Los casos de Bielorrusia y Polonia son bastante ilustrativos. En marzo de 2017, un buque petrolero con 80.000 toneladas de crudo iraní atracó en el puerto de Odesa. De ahí, el petróleo fue transportado hasta una planta de Bielorrusia.
Este fue un lote de prueba. Minsk lo compró para compensar la falta de petróleo ruso y para demostrar a Moscú que Bielorrusia podría seguir adelante en caso de bloqueo de suministros. Polonia también trató de hacer lo mismo.

Sin embargo, posteriormente, tanto Varsovia como Minsk rechazaron esta idea. Resultó que el petróleo iraní es menos competitivo que el ruso en cuanto al precio y los costes de transporte.

Hoy en día, Ucrania está comprando petróleo iraní por motivos políticos. Entre enero y julio de 2017, Ucrania importó 508.000 toneladas de petróleo de Irán por valor de 213 millones de dólares.
En caso de que Teherán decida invertir en el desarrollo de la infraestructura energética ucraniana, Kiev ofrecerá, en respuesta, tarifas relativamente bajas para el tránsito del crudo persa a Europa. Esta oferta podría ser interesante para los potenciales compradores del continente.

¿Cómo llegará el crudo de Irán a Ucrania?

Actualmente, el petróleo iraní llega a Europa exclusivamente por dos vías marítimas. La ruta más corta atraviesa el canal de Suez, mientras que la más larga rodea África.

En caso de que Europa opte por recibir crudo iraní a través de Ucrania, los importadores europeos tropezarán con el problema del elevado coste de los transportes. Al principio, el 'oro negro' tendría que transportarse por tierra, después por mar y, por último, de nuevo por tierra, escribe el periódico ruso Vzglyad.
"Irán muestra su interés por el mercado europeo, sin embargo, el esquema de suministros a través de Ucrania, incluso en teoría, tiene pinta de ser inviable", dijo Bodrova, en declaraciones al medio ruso.

Además, en Europa, Irán compite con países como Rusia y EEUU, opina la analista.

"Las perspectivas de esta idea son vagas no solo porque Kiev es un socio complicado [que se opone a Rusia] sino porque en Europa hay intereses de EEUU. Un posible enfrentamiento en esta esfera con Washington tendría consecuencias negativas. Es más que probable que en EEUU estén observando atentamente el desarrollo de los acontecimientos".

FUENTE: Sputnik - Agencias