miércoles, 20 de septiembre de 2017

(Cataluña - España) Puigdemont acusa al Estado de "suspender de facto la autonomía" e insiste en votar

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, hizo este miércoles un llamamiento a votar el próximo 1 de octubre y denunció lo que calificó "la actitud totalitaria del Gobierno, que ha mostrado su rostro intolerante, que ha sido el más habitual durante la mayor parte de su historia".
Al final de su declaración, Puigdemont aseguró que "el día 1 saldremos de casa, llevaremos una papeleta y la haremos valer. El Govern de Cataluña tomará siempre sus decisiones al amparo de haber ganado las elecciones y del mandato del Parlament que no ha anulado ningún tribunal".

El presidente catalán hizo este anuncio después de que en la mañana de este miércoles la Guardia Civil haya detenido a 17 personas, varios de ellos altos cargos de la administración catalana por su presunta vinculación a la organización del denominado referéndum para el próximo 1-O. Lo realizó en la galería gótica del Palau de la Generalitat, en un acto en el que no se dejó acceder a los periodistas y, por lo tanto, no hubo preguntas.

Puigdemont compareció delante de una estatua de Sant Jordi, una bandera catalana y otra europea a su derecha, y respaldado al fondo por todo el Govern en pleno. Los consellers, tras el 'president' estaban con gesto grave.
El presidente catalán declaró que "las irrupciones policiales en sedes del Govern, registros indiscriminados, incluso en domicilios particulares, la intimidación a los medios de comunicación, el intento de bloqueo de las cuentas de la Generalitat, el bloqueo de la páginas web y la amenaza al conjunto de la ciudadanía que quiere votar… Todo esto es inaceptable en democracia". Además, añadió que, a su juicio, "el Govern ha sido objeto de una agresión coordinada por las fuerzas de seguridad del Ministerio del Interior".

Líneas rojas
Puigdemont en su breve discurso manifestó que denuncian "como ilegítima la intervención del Govern de la Generalitat y nos reiteramos en la respuesta pacífica". Y añadió: "Consideramos que, con estas actuaciones, el Gobierno español ha traspasado la línea roja".
En opinión de Puigdemont, "esta agresión está fuera de cualquiera amparo legal y viola la carta de los derechos fundamentales de la UE", para lamentar más tarde que "el Estado español suspendió 'de facto' el autogobierno y aplicó 'de facto' el Estado de excepción".
Llamamiento a la población
Puigdemont aseguró que desde la Generalitat "damos todo el apoyo a todos los altos cargos" y adelantó que “el Govern de Cataluña estudiará con los agentes económicos del país las respuestas oportunas. Y hemos dar una respuesta masiva y cívica".
"Hemos de defender la democracia con las únicas armas que tenemos, la respuesta cívica y ciudadana", insistió el presidente de la Generalitat.

FUENTE: MARCOS LAMELAS - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...