domingo, 10 de septiembre de 2017

(EE.UU.) Huracán Irma impacta Miami y los Cayos de Florida como categoría 4

El ojo del huracán Irma ahora en categoría 4, impacta en los Cayos de Florida este domingo, azotando la cadena de islas con fuertes rachas de viento de hasta 215 km/h, anunció el Centro Nacional de Huracanes.

La fuerza de los vientos y las copiosas lluvias que genera el huracán Irma ya hicieron estragos en Miami, donde ya hay calles anegadas y árboles caídos.

El miedo en la franja es que Irma eleve el nivel del mar hasta cuatro metros y deje a miles de casas bajo el agua. Un escenario terrible que traería consigo la muerte y dejaría sin hogar a miles de familias que no han asegurado sus viviendas.


Vientos huracanados azotan los Cayos de Florida: ordenan toque de queda
http://sumarium.com/llegan-a-miami-las-primeras-lluvias-por-paso-de-irma/


Irma, al que se responsabiliza de la muerte de tres personas en Florida y al menos otras 25 y cuantiosos daños materiales en el Caribe, se encuentra a 30 kilómetros al estenordeste de Cayo Hueso, el extremo sur de Estados Unidos continental.

Además, el aumento del nivel del mar, que podría alcanzar los 4,5 metros en el extremo suroeste de la Península de Florida, podría anegar ciudades como Naples, Fort Myers o Marco Island.

Otro de los principales peligros son los tornados y el Servicio Nacional de Meteorología emitió un aviso para todo el sur del estado hasta el mediodía local.

Los expertos anticipan, además, que el ciclón registrará hoy un aumento de su velocidad de traslación, antes de adentrarse en el sudoeste de Georgia el lunes por la tarde.

El presidente Donald Trump aseguró que el país está preparado para Irma, aunque reconoció que es algo "nunca" visto.

"Parece que Irma va a ser uno (huracán) realmente malo, realmente malo. Pero estamos preparados, estamos tan preparados como se puede estar para algo así, eso puedo decir", sostuvo al inicio de una reunión con su gabinete en el retiro presidencial de Camp David (Maryland).




"Esta es un situación extremadamente peligrosa y potencialmente letal", dijo el Servicio meteorológico nacional (NWS) en Cayo Hueso, urgiendo a quienes desoyeron las alertas de evacuación a buscar refugio "ahora para proteger sus vidas".

El huracán se desplaza en dirección noroeste a 15 km/h en ruta hacia las ciudades de Naples, Fort Myers y las densamente pobladas penínsulas de la bahía de Tampa, en la costa oeste de Florida.

"Mareas potencialmente mortales se registran actualmente en los Cabos y se espera que comiencen esta mañana en el suroeste de Florida", advirtió el gobernador Rick Scott en Twitter en la madrugada del domingo.

'Debes irte ahora'

Las ciudades de Naples, Fort Myers y las densamente pobladas penínsulas de la bahía de Tampa (oeste de la península de Florida), enfrentan la amenaza de olas de hasta 4,5 metros, suficiente para cubrir una vivienda.

"Esto va a ser horrible", dijo el gobernador de Florida Rick Scott a la cadena NBC en la mañan del domingo. "Ahora tenemos que refugiarnos y cuidarnos entre nosotros".

"Nuestro estado nunca ha experimentado nada de esta magnitud", aseguró el gobernador de Florida, Rick Scott.

El trayecto del huracán ha cambiado ligeramente y se inclina más hacia la costa oeste que hacia la costa atlántica, pero el ciclón es tan ancho que se anticipan destructoras tormentas en ambas costas.

"La amenaza de grandes inundaciones causadas por las olas en las costas este y oeste de Florida ha aumentado", advirtió el gobernador.

"Puede cubrir su casa (...) No sobrevivirá a la subida de las aguas. Si le han ordenado evacuar, debes irse ahora", advirtió a la población.

La turística Miami Beach parecía una "ciudad fantasma", según el alcalde de esta localidad costera de casi 100.000 habitantes, Phil Levine, quien calificó a Irma de "huracán nuclear".

"El viento está aumentando (...) Pero nos preocupa principalmente la marea de la tormenta", dijo a CNN. "Miami es propensa a las inundaciones, así que cuando un huracán nos empuja la marea, es muy preocupante".

A pesar de las advertencias, algún vecino se negó a abandonar su casa, como Scott Abraham, quien vive en un quinto piso de un edificio que da a la playa.

Prefirió quedarse y enfrentar la tormenta: "Si viviera en una casa me habría ido, pero si esta zona se inunda tardaría al menos una semana en volver y no quiero eso", señala.

"Este es el peor escenario para nuestra ciudad y nuestra región", dijo a CNN el alcalde de Fort Myers, una ciudad de la costa oeste, mientras trataba de tranquilizar a la población. "Estamos listos", añadió.

FUENTE: Con información de Agencias - http://www.laprensa.hn