martes, 26 de septiembre de 2017

(España) Abuso sexual, marihuana y un presunto asesino en la comuna 'hippie' Beneficio

En la Alpujarra de Granada, junto a una ladera del Parque Natural de Sierra Nevada, se esconde un paraíso 'hippie'. Bautizado por sus habitantes como comuna Beneficio, fue creada en los ochenta y cada año acoge a cientos de turistas que vienen de todas partes del mundo a visitarla. Hasta ahora, solo era conocida por tratarse de un lugar en el que vivían "en paz y armonía", pero todo ha cambiado este lunes tras hacer público la Guardia Civil un comunicado. En la nota, el instituto armado informa sobre una operación llevada a cabo en la comuna el pasado septiembre, cuando se detuvo a un hombre que estaba siendo buscado en Francia por asesinato y, además, se apropiaron de 2.320 plantas de marihuana.
"Plantaciones de cannabis han tenido siempre", reconocen desde la Guardia Civil, "pero este año se ha producido una serie de sucesos que ha hecho que nuestra preocupación al respecto aumentase". En este sentido, las mismas fuentes apuntan a un intento de agresión sexual a una turista norteamericana por parte de un grupo de personas que vive en la comuna, lo que motivó la operación. De todos modos, como la investigación de este caso sigue abierta, los agentes prefieren no profundizar en la misma y se limitan a decir que lograron "identificar a los responsables como habitantes de Beneficio".

Como respuesta a este delito, agentes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y guardas forestales de la Junta de Andalucía se coordinaron para poner en marcha una redada en la comuna. En un primer momento, solo esperaban presentarse en el lugar para esclarecer la agresión sexual, pero en el momento de identificar a los presentes se encontraron con un joven que estaba siendo buscado en Francia por el supuesto asesinato de una persona por estrangulamiento. "Se trata de un ciudadano francés de 23 años que ya se ha puesto a disposición de la Audiencia Nacional, y esta a su vez hará lo propio con las autoridades de su país", explican desde el instituto armado.
Por otra parte, gracias a los guardas forestales que participaron en la operación, los agentes se incautaron también de 2.320 plantas de marihuana desperdigadas por la zona. Según la Guardia Civil, en vez de agruparlas en plantaciones grandes, lo hacían en pequeñas cantidades y ocultas entre cultivos, vegetación espesa o árboles de gran tamaño para que así pasaran desapercibidas. Aunque dicho delito no es equiparable a la detención de un presunto asesino, desde el instituto armado insisten en el daño medioambiental que ocasiona este tipo de cultivos, ya que cambian el curso de las aguas de abastecimiento público para regarlos y dañan las plantas que se encuentran a su alrededor.
Teniendo esto en cuenta, los agentes han denunciado también 103 infracciones al medio ambiente por los siguientes hechos: acampadas ilegales, animales domésticos, vertidos y residuos, incendios forestales, distracción del curso de las aguas de abastecimiento público para el riego, roturación ilegal del terreno para las plantaciones, aparcamiento en zona de servidumbre de los ríos y captaciones de agua ilegales.

FUENTE: Con información de P. GABILONDO - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...