lunes, 18 de septiembre de 2017

(España) Las sombras del 'no' a Conchita o por qué los jugadores no fueron consultados (+Opinión)

La no continuidad de Conchita Martínez al frente del banquillo de Copa Davis y Copa Federación sigue su curso más allá de la decisión ya tomada. Con el capítulo de capitanía ya cerrado para la antigua campeona de Wimbledon, la aragonesa desea poder sellar la herida con la conciencia tranquila, asegurándose de conocer los detalles que hay detrás de su no renovación. La Federación Española de Tenis (RFET), inmersa ahora en una gestión su sucesión(es) en el cargo, trata de estabilizar el porvenir en la institución tras una decisión tan lícita como cuestionada.
Es la postura en dos partes tras un esfuerzo común, con el protagonismo deportivo de la oscense: haber cogido las riendas del equipo español de Copa Davis en un momento de turbulencia, controlando el fuego levantado tras la designación de Gala León, devolviendo al equipo al Grupo Mundial y haciendo llegar un equilibrio razonable durante sus tres temporadas en el banquillo masculino. También, tras haber madurado el grupo de Copa Federación durante las últimas cinco temporadas, compaginando ambas capitanías desde 2015.

Uno de los puntos que más molesta a la aragonesa, vehemente en su comunicado respuesta a la destitución, es que entiende que la Federación se ha saltado la consulta a los jugadores antes de tomar la decisión. Se trata, claro, de una norma no escrita. Comprende que el sentir del vestuario es clave para determinar la continuidad o no en la capitanía y, por las respuestas que ha ido recabando del vestuario, se convence de una teoría simple: la no renovación estaba decidida de antemano. Independientemente de su legado en el banquillo o del sentir que pudiera respirarse actualmente en el núcleo del grupo deportivo.
Con todo, esta parte de la teoría fue tratada por el ente al marcar con claridad con claridad su postura ante los medios. “Jamás iríamos en contra de una opinión de los jugadores, pero la decisión es nuestra”, declaró el Vicepresidente Deportivo de la RFET, Tomás Carbonell, en unas palabras citadas días atrás por El Heraldo, una de tantas conversaciones mantenidas con la prensa en los últimos días.
Más allá de la forma, pues la Federación está en su derecho de no renovar el contrato de un empleado, la excapitana está especialmente dolida por el fondo que vislumbra en el movimiento. Martínez, que por el momento ha rechazado postularse al margen de sus canales personales de comunicación, se siente ninguneada por lo que entiende como una maniobra de maltrato federativo. Conchita asume, tras comunicarse de manera privada con algunas raquetas, que el ente ha actuado de manera maliciosa, llegando a poner en boca de algunos tenistas palabras de distancia hacia su persona, mencionando incluso la imposibilidad de llegar a convivir con ella. Mensajes que Martínez entendió emitidos con interés equívoco por parte de la Federación para sustentar la decisión de no extender su contrato al frente del banquillo.

La opinión de los jugadores
De ahí el mensaje publicado a través de su perfil personal de Twitter el sábado 16 de septiembre, donde defendía la distancia entre la Federación y los jugadoras (en este caso, de las tenistas de Copa Federación) en la decisión. “Tras hablar con las jugadoras os confirmo que la RFET no ha tenido en cuenta la opinión de Garbiñe sobre mi continuidad como capitana del equipo español de Copa Federación ni ha consultado siquiera para pedir opinión a Carla, ni a Lara, ni a Silvia, ni a Tita… confirmando así que la decisión es unilateral”. Una versión que afloraba en ese entramado de posturas que la excapitana indagaba en esos momentos.
Consultada para mostrar su opinión respecto a los acontecimientos de los últimos días, después de que la propia federación dejase clase su postura, declarando que la capitanía de los equipos debe ser rotatoria y que los jugadores necesitan un nuevo impulso, la aragonesa ha declinado hacer declaraciones. “Al menos por el momento”.
Con el paso de los días, las comunicaciones entre Federación, excapitana y jugadores sigue su curso.
El mensaje que el presidente de la RFET, Miguel Díaz, está transmitiendo de manera interna es claro. La decisión de no renovar el contrato de Conchita, por la impresión recibida por sus subordinados en Junta Directiva, se basó en la connivencia de los jugadores. Una vez decidida la no continuidad de Martínez, y después del revuelo armado por la indignación de la aragonesa, a los tenistas se les comunica que la decisión tomada se basa en que miembros del ente federativo aseguraron haber establecido contacto con ellos y haber recibido una conformidad unánime por parte del vestuario. Un mensaje que ha sido tomado como sorpresivo por algunas raquetas nacionales.
Lejos de haber mantenido una reunión formal con la capitanía como argumento principal, figuras del vestuario aseguran no haber tenido un encuentro ex profeso ni haber recibido recientemente llamadas de miembros de rango directivo ente federativo. Algunos de ellos, pese a encontrarse en España durante las jornadas clave en la decisión federativa tras la disputa del Abierto de los Estados Unidos.

En este punto se llega a una división de argumentos. Por un lado, se argumenta la conformidad del vestuario para llevar adelante la decisión de la Federación, empleando la autoridad deportiva de los profesionales para subrayar la fuerza del rumbo a tomar. Unos jugadores a los que, según fuentes consultadas, no se les llegó a convocar de manera formal para tratar el asunto. Por otra parte, se reclama a los jugadores que mantengan distancia respecto al movimiento si son inquiridos de manera pública, mostrando su respeto por las decisiones tomadas y dejando en manos de la Federación toda la responsabilidad. Una reclamación, esta última, que algunos consideran como innecesaria pues entienden que corresponde exactamente con lo ocurrido al no haber habido una comunicación formal para abordar la decisión.
Con la decisión ya tomada respecto a la capitanía y la convicción de que no hay otro rumbo que mirar al frente y aceptar las decisiones tomadas, la Federación trabaja con la firme voluntad de buscar un reemplazo en el cargo. Con una guía subrayada: tener el compromiso de consultar de primera mano la opinión del vestuario.

FUENTE: Con información de "On Court" - Artículo de Opinión ÁLVARO RAMA -  https://blogs.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...