miércoles, 27 de septiembre de 2017

La exfortaleza nuclear fantasma que la URSS alzó a 200 kilómetros de EE.UU.

Gudym fue una ciudad secreta soviética, ubicada en la siberiana península de Chukotka a tan solo 200 kilómetros del territorio estadounidense. Es uno de los muchos nombres de este lugar, que fue para la URSS una de las claves de la disuasión durante la Guerra Fría.

Fue en esta localidad rusa donde se encontraban las instalaciones nucleares soviéticas, y, en caso de que se produjera una situación crítica, los misiles de Gudym debían destruir medio continente norteamericano. La localidad siempre tuvo un aspecto normal; contaba con edificios de viviendas, una escuela y un centro comercial.

Lo más valioso y temible de la ciudad, también conocida como Anadyr-1, se ubicaba bajo tierra: gigantescos sótanos donde se almacenaban misiles y combustible. Actualmente todo está completamente abandonado y medio destruido.

La localidad era de las 15 ciudades secretas o cerradas de la Unión Soviética que no aparecían en los mapas. Fue construida en 1958 y desde 1961 albergó a un total de 5.000 personas, en su mayoría militares y sus familias. Sus condiciones de vida era bastante buenas para aquella época.

La base de Gudym contaba con tres complejos de misiles RSD-10 Pioneer. En el caso de guerra nuclear, se suponía que estos impactarían contra los estados de Alaska, Washington, California y Dakota del Sur. Las armas nucleares fueron retiradas del lugar en 1986, después de lo cual la ciudad siguió sirviendo como base militar. En 2002 fue completamente abandonada.





FUENTE: Con información de Actualidad RT
 

LO + Leído...