martes, 12 de septiembre de 2017

(Panamá) Aseguran que inseguridad es negocio para allegados al poder

Al Ministerio de Seguridad (Minseg) no le quedó otra opción que cancelar el polémico contrato directo para adquirir uniformes para el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) que iba a ser adjudicado a una empresa vinculada con un asesor del presidente Juan Carlos Varela.

Tras Panamá América revelar que todavía estaba vigente el contrato, ayer la entidad subió al sitio del acto público, la cancelación de la compra "para realizar reformas y correcciones al pliego de cargos", según el diario Panamá América.

En agosto pasado fueron otorgados varios contratos a través de contratación directa para un equipo especializado, el cual favorecía a las empresas Inmunex, S.A., Max Gear Inc. y Mil Spec International Corp y 5.11 Panamá.

Luego que se conociera la intención de adjudicar la millonaria compra a 5.11 Panamá, vinculada con el asesor presidencial Taher Yaafar, el Minseg aseguró que se modificaría el método de selección para que fuera por licitación pública.

Sin embargo, solo suspendió las de las empresas competidoras y siguió manteniendo el contrato a la sociedad de Yaafar.

Negociado
Ante esto, el presidente de la Asociación Panameña de Propietarios de Armas, Isaac Brawerman, ha sostenido que la inseguridad se ha convertido en un negocio.

"Así justifican las compras directas, por condición de seguridad ciudadana", comentó.

Previo a la licitación, el ministro Alexis Bethancourt señaló que se implementarían nuevas estrategias de seguridad, pero "con la compra de nuevos equipos".

Justificó que el proceso de compra directa estaba en una etapa inicial de trámite en Panamá Compra y sin ejecutarse la adquisición de los implementos.

5.11 Panamá ganaría 1.9 millones de dólares por este contrato directo.

1 millón 935 mil dólares fue el costo de la compra que favorecía a la empresa del ministro consejero del presidente, Taher Yaafar.

FUENTE: Jason Morales Valdés - http://panamaamerica.com.pa