miércoles, 13 de septiembre de 2017

(Panamá) Redes Sociales, fuera de control (+Opinión)

Por: Álvaro Alvarado - El origen de las Redes Sociales se remonta a la década del 90 con algunas plataformas que permitían a los estudiantes comunicarse con amigos de colegio. Han transcurrido más de 20 años y hoy contamos con diversas opciones, tales como Facebook, WhatsApp, Twitter, Instagram, LinkedIn y muchas otras que permiten a los usuarios compartir fotos, videos, aficiones, conocer gente, darse a conocer, relacionarte con otras personas, etc.

Según estudios realizados, el principal motivo para usar redes sociales es mantener contacto con amigos para saber qué están haciendo. Le sigue el mantenerse al día con las noticias y eventos de actualidad y finalmente, llenar el tiempo libre.

En Panamá las redes sociales se han convertidos en uno de los principales canales de comunicación y difusión de contenidos, tanto a nivel comercial como personal. El WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram son las aplicaciones más utilizadas por los panameños. Pero ¿estamos haciendo buen uso de las redes sociales?, mi respuesta a esta pregunta es no. Cada día que pasa veo con más preocupación cómo personas inescrupulosas con diferentes objetivos, cada uno más negativo que otro, utilizan las redes para sembrar noticias falsas, infundir temor, destruir reputaciones, acusar injustamente, burlarse de los demás, etc.

Los ejemplos son muchos y van desde el clásico mensaje que te advierte que WhatsApp dejará de ser gratuito, amenazas de pandilleros, robo de órganos y de bebés, el aviso virus en la carne, llegada de huracanes, advertencia de terremotos, falsas noticias sobre robos, asesinatos, asaltos. Otros mensajes que hemos visto en las redes son los que advierten a la gente que no habrá clases, escasez de agua, de gasolina, la muerte de un artista o político conocido, que el Gobierno tomó tal o cual medida, etc.

Hace casi 100 años, Orson Welles llevó a millones de personas al pánico colectivo con su programa de radioteatro basado en la guerra de los mundos (muchas personas escucharon la emisión y creyeron que realmente se estaba produciendo una invasión alienígena). Actualmente ocurre un fenómeno similar, solo que masificado a través de las redes sociales.

Todo suele empezar con un posteo en una red social o un comentario escrito o de voz anónimo que se replica hasta viralizarse y termina llegando a miles de personas que, sin confirmar, lo dan como un hecho.

Con las investigaciones que adelanta el Ministerio Público por los casos de corrupción de la pasada administración hemos visto cómo a cada rato salen a relucir listas de personas, empresas y bancos supuestamente implicados en estos casos, que lo que buscan es mezclar a todo el mundo con el fin de distraer la atención.

Hoy cualquier noticia llega a muchísimas personas, mucho más rápido por las redes que por los medios tradicionales. El problema es que si esa noticia es falsa, recoger la leche derramada es muy difícil.

No importa que la información sea verdadera o falsa, lo que predomina en las personas cuando comparte contenido en las redes son las emociones y las preferencias personales. Mientras la información que se emite tenga impacto afectivo, cualquiera puede generar un contenido viral.

Ahora que se acerca la campaña política me pregunto, ¿qué acciones tomarán el Tribunal y la Fiscalía Electoral para evitar que las redes sociales sean utilizadas por los políticos para atacar a sus adversarios con campañas sucias? ¿Tiene el organismo electoral las herramientas tecnológicas y legales para detectar y sancionar a quienes utilicen las redes para destruir reputaciones sembrando noticias falsas? Realmente pienso que no y eso me preocupa, ya que como panameño aspiro a ver en el 2019 una campaña con candidatos que cada vez que abran la boca para dar un discurso, una entrevista o un debate hagan propuestas serias dirigidas a resolver los grandes problemas del país. Estas propuestas deben ir acompañadas del cuándo y cómo, ya que los panameños no soportamos una mentira más de estos políticos que prometen el cielo, la tierra, el mar y las estrellas y al final quedamos viviendo en la misma caricatura de país en la que estamos viviendo actualmente.

¿Qué hacer frente al evidente mal uso de las redes sociales en Panamá? La respuesta a esta pregunta no la tengo, pero creo que tenemos que sentarnos a discutir como sociedad este tema que pienso ya se nos ha salido de las manos, debido a que no solo estamos hablando de bromas o mentiritas blancas, sino que ya estamos usando las redes para crear pánico en la sociedad y esto no puede seguir tolerándose.

PERIODISTA

FUENTE: Artículo de Opinión de Álvaro Alvarado - (PULSE AQUÍ)