miércoles, 18 de octubre de 2017

(Cataluña - España) Hacienda abre una cuenta en el Banco de España para controlar el dinero de Cataluña

El Gobierno ha dado este miércoles otra vuelta de tuerca para endurecer el control de las cuentas de la Generalitat. Esta vez se centra en el remanente de la financiación autonómica que recibe la comunidad autónoma, un 'cash' que podría desviarse a financiar actividades ilícitas, sospecha el Ejecutivo. Para controlar este dinero, el Ministerio de Hacienda ha dispuesto este miércoles una orden ministerial en el Boletín Oficial del Estado en la que anuncia la creación de una cuenta en el Banco de España donde se depositará todo el remanente de la región, esto es, todo el dinero que no se haya gastado sin la certificación de la Intervención General de la Generalitat.
En otras palabras, todo el dinero que haya recibido a lo largo del año la autonomía y que no haya sido gastado de forma legal (con la correspondiente certificación de la interventora). De esta forma, Hacienda podrá controlar todo el dinero procedente del sistema de financiación autonómica. Así, los fondos que, supuestamente, no hayan sido utilizados, tendrán que pasar a la cuenta del Banco de España. Además, esta cuenta se utilizará para gestionar el dinero procedente del sistema de financiación autonómica y que no sea utilizado para controlar que se destina a pagar a proveedores y abonar las nóminas de los funcionarios.

Cataluña recibe cada mes en torno a 1.400 millones de euros procedentes del sistema de financiación autonómica (dinero que también está controlado por Hacienda desde mediados de septiembre). Con esta medida, todo el remanente que tenga la región será depositado en esta cuenta del Banco de España, desde la que se controlará para qué se utiliza. Según la orden ministerial, este instrumento servirá para garantizar "que todos los recursos económicos que el Estado transfiere a la comunidad autónoma sean utilizados de acuerdo con lo previsto en la Constitución” y que “el Estado garantice que se respeta el nivel mínimo de prestación de servicios públicos fundamentales a los que los ciudadanos tienen derecho”.
Se buscará que los recursos económicos que el Estado transfiere a la comunidad sean utilizados de acuerdo con lo previsto en la Constitución
Hacienda explica que esta medida, como las anteriores, es "excepcional" y se aplica porque "no es posible garantizarlo de otro modo". Así, todo el remanente que tenga la Generalitat tendrá que emplearse para financiar los servicios fundamentales que tiene transferidos la región y el pago de las nóminas de los trabajadores públicos. Esta cuenta en el Banco de España seguirá existiendo mientras dure este control reforzado sobre las cuentas de la Generalitat, aprobado por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos en septiembre. Cuando se culmine el control, se "instará el cierre y cancelación de la cuenta" y todo el remanente será devuelto a la Generalitat.

El titular de esta cuenta será la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local, que será quien dé la orden al Tesoro para que realice los pagos acordados por la Comisión Delegada el pasado 15 de septiembre. De esta forma, el control de las finanzas de la Generalitat será máximo y no se utilizará un solo euro del sistema de financiación autonómica sin que esté "debidamente certificado".

FUENTE: Con información de J. G. JORRÍN - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...