domingo, 8 de octubre de 2017

(Cataluña - España) Masivas marchas por paz y unidad

Decenas de miles de personas participaron ayer en manifestaciones en Madrid y Barcelona en respuesta a la crisis catalana, reclamando la unidad de España o el diálogo entre el gobierno español y el catalán.

En la enorme plaza Colón de Madrid, presidida en su centro por una bandera española de 50 metros, una multitud con banderas españolas, en mástiles o anudadas como pañuelo, coreó lemas como “Cataluña es España, no nos engañan”, “Puigdemont, a prisión” -en alusión a Carles Puigdemont, el presidente y “Con golpistas, no se dialoga”.

Enlace Relacionado...
- Miles se manifiestan por la unidad de España o el diálogo con Cataluña

La manifestación fue convocada por la Fundación Denaes, “para la defensa de la Nación Española”, cuyo portavoz, Iván Espinosa, argumentó:

“Hemos estado 40 años cediendo terreno al nacionalismo; a cambio, el patriotismo parecía olvidado, parecía una cosa de extremistas, de otra época... El nuestro no es un patriotismo anticatalán, surge en defensa y reacción a un movimiento excluyente”.

Rocío Villanueva, una madrileña de 30 años, dijo estar ahí para “mostrar la unidad de España”. “Me da pena todo lo que está pasando, y me da pena que los catalanes sientan que necesitan independizarse, porque España les ha tratado bien”, sostuvo.

En La Cibeles, frente al ayuntamiento de Madrid, se manifestaban miles de personas convocadas por el recién nacido movimiento cívico Hablemos/Parlem (hablemos en catalán), que defiende el diálogo. Los participantes iban vestidos de blanco, sin banderas, aplaudiendo y levantando las manos, pidiendo “un diálogo antes de que nos perdamos”, dijo Yurena Díaz, una médica de 36 años.

Las manifestaciones se producen en un contexto de presión a Puigdemont para que abandone su proyecto de declarar unilateralmente la independencia, con la salida de la región de compañías emblemáticas como CaixaBank, Gas Natural o Banco Sabadell. La fuga aumenta la inquietud entre una sociedad catalana dividida por una apuesta independentista cuya escalada ha sumido a España en su peor crisis política de la era democrática.

Rajoy vs Puigdemont

El gobierno de Mariano Rajoy se niega a aceptar el diálogo o una mediación alegando que Puigdemont vulneró la legalidad al organizar el referéndum de independencia, reprimido finalmente por la policía, y Puigdemont no da signos de abandonar su objetivo.

Para hoy, una gran marcha por la unidad de España ha sido convocada en Barcelona contra las aspiraciones independentistas, con la participación de personalidades como el premio Nobel Mario Vargas Llosa. El viernes se divulgaron los resultados oficiales del referéndum: un 90,18% votó por el sí a la independencia, con una participación del 43,03%. Agencias

FUENTE: Con información de Agencias - https://losandes.com.ar