lunes, 23 de octubre de 2017

(Cataluña - España) Santamaría avisa: "El Senado tiene capacidad de adaptarse a lo que pueda ocurrir"

El Gobierno lo tiene todo previsto. Ante la posibilidad de que el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, declare la independencia de Cataluña antes de que el Senado vote el viernes las medidas para aplicar el artículo 155, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, deja claro que la Cámara Alta "tiene la capacidad de adaptarse a lo que Puigdemont y el Parlament hagan".
En una entrevista en 'Más de Uno' de Onda Cero, Santamaría ha vuelto a dar un nuevo plazo al Govern antes de que el Senado apruebe definitivamente las medidas aprobadas el sábado en el Consejo de Ministros. "Tienen la posibilidad de ir al Senado y hacer las alegaciones oportunas. Lo mejor es que las cosas se digan pública y abiertamente", ha dicho.

Conversación Rajoy-Iceta
Tras asegurar que desde el sábado no ha habido ningún contacto entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el de Puigdemont, ha recordado en conversación con Carlos Alsina que después de que "los dirigentes del Govern se hayan situado contra la legalidad" de manera reiterativa, el Ejecutivo ya está "en otro tipo de dinámica". Lo que sí ha habido es una conversación entre el presidente del Gobierno y el secretario general del PSC, Miquel Iceta. "Fue el sábado. A lo largo de estos días hemos trabajado mucho con el PSOE y el PSC", ha señalado.
A aquellos que tienen "dudas" sobre la constitucionalidad del artículo 155, la vicepresidenta les ha invitado a a apelar al Tribunal Constitucional. Aún así, ha defendido que su aplicación no supone en absoluto acabar con la autonomía de la Generalitat de Cataluña. Ha insistido en que los distintos ministerios serán los encargados de "asumir las distintas competencias" de la Generalitat para remarcar en varias ocasiones que "esto no significa que la Generalitat pierda esas competencias sino que estas vuelvan a la legalidad.".
La también ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales también ha advertido de que puede haber ceses de aquellos cargos de la Generalitat que "abiertamente" continúen sin cumplir la Constitución y la ley. Eso sí, ha dicho querer "confiar en que todos" tratarán de cumplir con las leyes. Al ser preguntada expresamente por la posibilidad de que los funcionarios se resistan a cumplir las medidas del artículo 155, ha explicado que el acuerdo permite su aplicación "gradual y progresiva", lo que implica que si la administración catalana cumple con la Carta Magna y las leyes la aplicación de esas medidas será "la estrictamente necesaria para ponerlo en marcha".
El objetivo, ha apuntado, es buscar un "clima de neutralidad institucional y de normalidad convivencial" aunque sin desvelar si será una o varias personas las que coordinen las actuaciones en Cataluña en cuanto el Senado apruebe la aplicación del 155. "Paso a paso. Primero que nos autorice el Senado y luego tomaremos decisiones".
"Estamos preparados"
Sobre si es reversible el 155 si Puigdemont niega definitivamente la declaración unilateral de independencia, Santamaría ha evitado hacer elucubraciones y ha recordado que el president ha tenido la posibilidad de responder no a uno sino en dos requerimientos. "Estamos preparados y el Senado tiene capacidad a adaptarse a lo que pueda ocurrir en el Parlament y diga el Govern", ha advertido la vicepresidenta, que ha destacado en que las últimas semanas el Gobierno ha ido "agotando todas las posibilidades de que vuelva la cordura" antes de aplicar el 155.
Santamaría ha evitado responder qué hará el Gobierno si Puigdemont se atrinchera en el Palau de la Generalitat ​y ha explicado que una vez el Senado apruebe el 155 y este aparezca en el Boletín Oficial del Estado, tanto el president como todos los consellers "dejarán de ejercer sus funciones". Esto implica que perderán su sueldo y el poder que tienen su firma para poner en marcha decretos, leyes o proposiciones de ley.

FUENTE: Con información de https://www.elconfidencial.com