miércoles, 11 de octubre de 2017

EEUU ofrece hasta 12 millones de dólares por dos líderes de Hizbulá y advierte sobre actividades del grupo extremista

El Departamento de Estado estadounidense anunció hoy una recompensa de hasta 12 millones de dólares por información que lleve al arresto o la condena de dos líderes del grupo libanés chií Hizbulá, y advirtió de que esa organización busca aumentar su presencia en Estados Unidos.

El coordinador de la estrategia antiterrorista del Departamento de Estado, Nathan A. Sales, anunció la medida durante una conferencia de prensa en Washington.

En primer lugar, el Departamento de Estado recompensará con "hasta 7 millones de dólares" cualquier "información que lleve a la localización, arresto o condena en cualquier país de Talal Hamiyah", explicó Sales.

Hamiyah lidera la "organización de seguridad externa", que Washington considera la rama terrorista internacional de Hizbulá y que es responsable de "planear y ejecutar" ataques fuera del Líbano "dirigidos principalmente contra estadounidenses e israelíes", apuntó.

Además, Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información relacionada con Fuad Shukr, "un alto comandante militar de las fuerzas de Hizbulá en el Líbano" y un miembro del mayor cuerpo militar del grupo, "el Consejo de la Yihad", según Sales.

"Shukr tiene un papel clave en las operaciones militares de Hizbulá en Siria, y ayudó a planear y lanzar el ataque de 1983 contra los barracones de los marines estadounidenses en Beirut, que mató a 241 de nuestros marines", aseguró el funcionario.

"Estas son los primeras recompensas relacionadas con Hizbulá que ofrecemos dentro del programa de recompensas (del Departamento de Estado) en una década", precisó Sales.

Por su parte, el director del centro nacional contra el terrorismo de Estados Unidos, Nicholas Rasmussen, advirtió sobre la "actividad continua" del grupo chií en territorio estadounidense.

"Creemos que Hizbulá está decidido a tener una opción potencial en nuestra nación (Estados Unidos) como un componente clave de su estrategia terrorista, y eso es algo que nos tomamos muy, muy en serio", afirmó Rasmussen en la misma conferencia de prensa.

Ese mensaje de Estados Unidos llega en un momento en el que el presidente estadounidense, Donald Trump, se prepara para anunciar esta semana su estrategia hacia Irán, un país al que ha criticado, entre otras cosas, por su respaldo a Hizbulá.

FUENTE: Con información de EFE - http://www.lavanguardia.com