miércoles, 11 de octubre de 2017

Entre turistas y misiles: así reconstruirán la ciudad norcoreana de Wonsan (MAPAS)

El líder Kim Jong-un planea un emprendimiento millonario para impulsar el turismo en la costa de Corea del Norte, donde suele ordenar ejercicios militares. El proceso será contundente: desalojarán la zona, demolerán todo y construirán edificaciones imponentes. ¿Se abrirán las puertas más herméticas del mundo al turismo extranjero?

En 2015 Corea del Norte ya había anunciado su imponente plan de 1.500 millones de dólares para reformar la ciudad de Wonsan y convertirla en un bastión turístico de la península. Sin embargo, en sus playas suelen realizar pruebas bélicas con cohetes y desarrollan prácticas de artillería pesada, según informa Reuters.

Al respecto, la agencia internacional de noticias destaca que Kim ya lanzó cerca 40 misiles en la zona para medir su alcance nuclear. Actualmente, unas 360.000 personas viven allí, justo en medio del lujoso complejo vacacional del mandamás y una base de entrenamientos militares.

Además, resalta que la Zona Turística Especial de Wonsan abarcará aproximadamente 400 kilómetros cuadrados, con la intención de atraer un millón de turistas en el corto plazo, aunque las autoridades esperan que en el futuro ese número ascienda a 5 o 10 millones.

En el pasado, cuando Corea era dominada por Japón, las playas más populares del país estaban en Wonsan: durante décadas los turistas solían visitarla. Sin embargo, cuando se derrumbó la Unión Soviética en 1991, la penuria también cayó sobre estas costas y su estado empeoró notablemente. La cifra de muertes norcoreanas ante el desplome de la URSS es tan imprecisa que varía entre 200.000 y 3 millones; el acceso a la información nunca fue una característica de esta nación asiática.

Por otro lado, muchos mitos urbanos sostienen que Kim nació allí, aunque los orígenes del mandatario norcoreano son un verdadero misterio; hay poca información sobre su llegada al mundo. Lo cierto es que en aquella zona se encuentra su palacio, con playa exclusiva, cancha de baloncesto, pista de aterrizaje, una estación de tren privada y un yate de 7 millones de dólares, entre otras excentricidades: la dinastía Kim está muy vinculada a esta ciudad.

Además, a pesar de ser desconocida para gran parte del planeta, la prensa local destaca que la playa llamada Songdowon tiene un sector exclusivo para extranjeros. Sobre ello, según menciona el medio del Reino Unido, en su arena reciben a algunos ciudadanos de Rusia, China, Vietnam y hasta Europa oriental.

Un tour hacia la guerra

Si se mide en forma proporcional, Corea del Norte es el país del mundo que más porcentaje de su producto interno bruto (PIB) gasta en su Ejército. En efecto, entre 2004 y 2014 se usó el 23% de ese capital para la defensa nacional.

Muchas de las prácticas bélicas de Kim que llaman la atención de la prensa internacional tuvieron a las playas de Wonsan como escenario. Al respecto, Reuters explica que en abril de este año 300 cañones de gran calibre abrieron fuego contra un blanco pintado en una pequeña isla de alta mar, por citar un ejemplo. En agosto se repitió el ejercicio para difundir temor en Corea del Sur: aquella isla de entrenamiento quedó destruida.

Obras imponentes y casi occidentales

El plan más ambicioso es la reconstrucción del centro de la ciudad, cuyo proceso será insólito: evacuarán la zona, la derribarán y luego construirán nuevas y modernas edificaciones. La intención de Kim es darle una visión futurista, con importantes estructuras, similares a las que ya construyó en Pyonyang, la capital.

La versión renovada de Wonsan tendrá un hotel de cinco estrellas, e incitan a financistas extranjeros a invertir cerca de 500 millones de dólares en el rascacielo de recepción turística. También contará con un gran complejo financiero internacional de 17 pisos —dos de ellos estarán bajo tierra— que apuntará a clientes extranjeros. A su vez, planean instalar cajeros automáticos, sucursales de bancos ajenos a Corea del Norte y servicios de comida rápida.

La nueva zona contará con una instalación de usos múltiples, donde planean desembolsar 9,6 millones de dólares para su construcción; se espera que allí realicen seis exposiciones por año. Además, fuera de la ciudad montarán un campo de golf valuado en 123 millones de dólares, próximo al lago Sijung. Según la agencia citada, cerca de sus aguas suele pasar sus vacaciones la familia del régimen. Las obras también incluirán un gran restaurante de dos pisos, con 300 tipos de pescados y mariscos disponibles, rodeado por un bosque de pinos.

Actualmente se cree que el barro de aquel lago tiene propiedades beneficiosas para la salud, principalmente sobre enfermedades inflamatorias y trastornos del sistema nervioso. Por ello, lanzarán una clínica especial, con capacidad para 200 pacientes, que también servirá para mostrarles a los turistas la medicina norcoreana.

Más allá de esta información preliminar, resta por ver si el Gobierno 'juche' brinda más novedades al respecto. ¿Cuándo comenzarán las obras? ¿Cumplirá Kim con sus aspiraciones turísticas en medio de un territorio destinado a las balas? ¿Qué tan real será su renovada apertura al mundo exterior? Son algunas preguntas de difíciles respuestas para el hermetismo norcoreano.









FUENTE: Con información de Actualidad RT