jueves, 5 de octubre de 2017

(Panamá) Insólito: supuesto médico se hacía 'selfies' con sus pacientes

La clínica Acqua Viva, propiedad del supuesto médico estético, en donde se atendió una panameña que murió hace unos días, fue clausurada este miércoles por el Ministerio de Salud (Minsa).

Tras el fallecimiento de Alpha Samair Santamaría, que acudió a esa clínica para realizarse un tratamiento vitamínico rejuvenecedor, el establecimiento fue cerrado de forma temporal.

Ayer trascendió que Juan Carlos Cslava, el hombre que hoy está detenido de forma preventiva por el deceso de la panameña, no tenía permiso de las autoridades de migración para ingresar a Panamá. También se informó que el mismo tuvo un caso en Colombia, estafa según las autoridades.

Hoy, este medio averiguó que dicho local se promocionaba en las plataformas digitales como uno de los centros médicos más serios y avanzados en cuanto a estética se refiere.

Sin embargo, el presunto experto en medicina estética, no ha podido mostrar sus credenciales a las autoridades panameñas. Y aunque las tenga, no tiene permiso para ejercer dicha profesión en este país.

Salva, difundía a través de las redes sociales cómo efectuar el tratamiento de células madres para mejorar enfermedades como el Parkison, Alzheimer o la diabetes.

En otras palabras, se hacía pasar como un experto en biomedicina y doctor especialista en medicina regenerativa.

La clínica Acqua Viva aún tiene su página de Facebook. En muchas de las imágenes que allí se publicaron se ve al Dr. Sala con sus pacientes, hubo tiempo hasta para varios selfies.

Otro dato que ha sido muy poco mencionado, es que durante la inspección judicial a la clínica, se encontraron medicamentos expirados y sin registro sanitario, e incumplimiento de las normas de bioseguridad.

El dueño de aquella clínica, de nacionalidad colombiana, seguirá detenido por oren del Tribunal de Apelaciones del Sistema Penal Acusatorio (SPA).



FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa