jueves, 23 de noviembre de 2017

(Cataluña - España) El boicot a Cataluña se extiende al turismo: 37.000 viajeros españoles menos en octubre

El boicot a los productos catalanes ha sido una constante en los últimos años, desde que la Generalitat inició su desafío independentista. Sin embargo, no ha sido hasta el referéndum del 1-O cuando ese boicot también ha llegado al turismo. Muchos hoteleros lo habían advertido, pero no ha sido hasta hoy cuando se han conocido los primeros datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), y son muy claros: el boicot a Cataluña ha llegado al turismo. El número de visitantes españoles que viajaron a la región cayó en octubre en 37.000 personas respecto al mismo mes del año anterior. Un fuerte descenso que, en términos porcentuales, alcanzó el 6%, una caída que no había ocurrido en toda la recuperación económica.
En octubre de 2016, Cataluña recibió 628.000 turistas procedentes de España y este año la cifra ha caído hasta los 591.000 viajeros. Un descenso que contrasta con lo que ha ocurrido en el resto de destinos turísticos del Mediterráneo, que han ganado cuota de mercado, lo que evidencia que muchos turistas han cambiado Cataluña por las comunidades aledañas. Un buen ejemplo es Baleares, que aumentó el número de turistas españoles en casi 6.000 viajeros, un 4% más; Comunidad Valenciana, que ganó casi 5.000 viajeros, un 1% más, o Murcia, que sumó casi 9.000 viajeros más.

El sector de hoteleros ya había alertado en las últimas semanas que tenían problemas con la demanda doméstica. Un buen ejemplo está en el Imserso, que había dejado plazas vacantes para Cataluña, algo que no había ocurrido nunca en la historia. A pesar de las recomendaciones del Gobierno de que no se extienda el boicot a Cataluña, ya que puede dificultar todavía más la convivencia dentro de España, la realidad es que muchos ciudadanos han optado por evitar los productos y servicios que generen una transferencia de rentas a la región. Desde que empezó la recuperación económica en 2013, el turismo nacional en Cataluña había crecido en todos los meses de octubre hasta este año, que ha caído un 6% interanual.
También se ha resentido el turismo internacional, aunque en su caso responde más a la incertidumbre social que se generó en torno a las protestas en Cataluña. La llegada de viajeros foráneos se redujo un 3,6% respecto al mismo mes del año anterior, lo que significa que Cataluña perdió casi 40.000 visitantes. Es la primera vez en más de un año que cae el número de viajeros, y el mayor descenso desde el año 2014.

El sector hotelero explica que la llegada de turistas extranjeros es muy volátil y depende mucho de la estabilidad social que perciban. Así, en los picos de las protestas sociales que se produjeron en octubre, se sufrió un descenso en la ocupación y las reservas. Sin embargo, Exceltur explica que en las últimas semanas ha vuelto a producirse un repunte, coincidiendo con la aplicación del artículo 155 y la convocatoria de nuevas elecciones. Cuando Cataluña ha dejado de ocupar las portadas de los medios internacionales, su atractivo ha vuelto a imponerse y los viajeros vuelven a llegar a la región.

Esto significa que, en total, Cataluña perdió casi 77.000 turistas en octubre respecto al mismo mes del año anterior. Un descenso que se sale de cualquier media histórica y que solo se explica por los problemas derivados del desafío independentista. Sin embargo, está por ver si esta situación ha continuado en noviembre, ya que el sector se muestra algo más optimista.

FUENTE: Con información de JAVIER G. JORRÍN - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)