jueves, 9 de noviembre de 2017

(Cataluña - España) Forcadell acata el 155 ante el juez y dice que la DUI fue "simbólica"

La presidenta del Parlamento de Cataluña Carme Forcadell ha acatado de forma expresa ante el juez del Tribunal Supremo la aplicación del 155, confirman a El Confidencial fuentes jurídicas. Tanto ella como el resto de parlamentarios han admitido en la comparencia como acusados de rebelión y sedición, la utilización por parte del Ejecutivo nacional de este artículo de la Constitución. Además, han destacado en respuesta a las preguntas del fiscal que la declaración de independencia, proclamada el pasado día 27 de octubre, tuvo carácter "declarativo y simbólico". Cada uno de los imputados interrogados hasta el momento ha empleado una fórmula diferente para comunicar esta idea al juez y en el caso concreto de Forcadell la frase utilizada ha sido que la declaración "carecía de valor jurídico".
Además, según fuentes cercanas a la expresidenta, Forcadell ha defendido que "siempre ha permitido el debate sin prejuzgar el resultado ni controlar el contenido", con el fin de preservar el derecho a la actividad parlamentaria y el debate libre. En su opinión, evitar un debate parlamentario habría sido "un incumplimiento de la legalidad aplicable a la Mesa del Parlamento, de la legalidad internacional y de los principios del Estado Democrático".
Siempre según estas fuentes, ha defendido que cumplió con sus funciones como presidenta defendiendo la soberanía del Parlament y los derechos fundamentales y destacado que, a pesar de su cargo, "no puede hacer un control de fondo de las iniciativas parlamentarias" porque no tiene capacidad para impedir votaciones.

En cuanto all TC, la versión ofrecida por Forcadell es que el tribunal de garantías "no puede actuar de forma previa como filtro o censura" sino que, en todo caso, lo debe hacer a posteriori. También ha tratado de desvincularse de la violencia que implica la comisión de un delito de rebelión y explicado que "siempre ha defendido el pacifismo en todas las movilizaciones y proyectos políticos". "La vía pacífica es la única posible", ha dicho.
Todos ellos han comenzado a declarar este jueves cerca de las diez de la mañana ante el instructor designado por el Tribunal Supremo para investigarles por rebelión, sedición y malversación, Pablo Llarena. En un giro radical respecto a lo que hicieron el exvicepresidente del Govern depuesto Oriol Junqueras y siete consejeros en la Audiencia Nacional, Forcadell ha decidido cooperar y responder a las preguntas de los fiscales y el juez. El Ministerio Público ha avanzado que rebajará su intención de pedir prisión incondicional si aprecia arrepentimiento.

Llegaron juntos al alto tribunal poco después de las las nueve. Se les acusa de facilitar los debates parlamentarios que culminaron con la declaración unilateral de independencia (DUI). La primera en comparecer ha sido Forcadell que ha permanecido ante Llarena más de dos horas. La seguirán el resto de representantes de la cámara disuelta, comenzando por Lluis María Corominas. La expresidenta ha decidido contestar las preguntas de todas las partes al igual que harán todos los demás que actuarán siguiendo una estrategia coordinada, como ha adelantado El Confidencial.
Los fiscales Consuelo Madrigal y Fidel Cadena se encargarán de representar al Ministerio Público en un primer bloque. En el segundo tomarán el relevo Javier Zaragoza y Jaime Moreno. Según informan fuentes del Ministerio Público, no será hasta el final de todas las declaraciones cuando reclamen las medidas cautelares que consideren oportunas.
Los acusados pactaron a última hora de la noche de este miércoles esta estrategia y evitaron, en un último momento, que Forcadell y la diputada Anna Simó se desmarcaran del resto y optaran por presentar batalla durante el interrogatorio. Durante las últimas horas la línea que querían mantener los seis acusados ante el alto tribunal quedó dividida en dos bloques -"halcones" y "palomas", llegan a describirlos las fuentes- y mientras las dos primeras no tenían intención de mostrar arrepentimiento alguno el resto quería mostrar señales de cooperación.
El apoyo en la calle
Más de media hora antes de la llegada de los acusados al alto tribunal ya esperaban a los investigados para prestarles su apoyo representantes políticos como portavoz de PDeCat en el Senado, Josep Lluís Cleries, las diputadas de ERC Teresa Jordá y Ester Capella y el exdirigente de Podemos en Cataluña Albano Dante Fachin, entre otros. A las puertas del alto tribunal un grupo de personas con banderas de España coreaban consignas como "no nos engañan Cataluña es España" o "Puigdemont a prisión", y también se veían algunas esteladas.
En la cita judicial, los imputados se juegan su ingreso en prisión. El encarcelamiento hace solo unos días del que fuera vicepresidente del Govern Oriol Junqueras y siete de los 'consellers' de Carles Puigdemont, fugado en Bélgica, ofrece ya alguna pista, más aún si se tiene en cuenta que el equipo de fiscales que se encarga de la causa en el TS prevé pedir encarcelamientos salvo que aprecie una admisión de la aplicación del 155 y respeto a la Constitución. Durante esta semana han estado bajo vigilancia policial, tal y como solicitaron los fiscales con el fin de garantizar su disposición judicial.

Las declaraciones, que se celebran en día festivo en Madrid, fueron aplazadas el pasado jueves después de que las defensas reclamaran su suspensión para contar con más tiempo para estudiar el procedimiento. Además de Forcadell y Simó, están citados Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet, el único para el que el Ministerio Público planea reclamar medidas cautelares menos gravosas tras comprobar que, como asegura, nunca votó iniciativa alguna a favor de la independencia de Cataluña.
Durante estos días de plazo Forcadell y Simó han recurrido en súplica ante la Sala de lo Penal el auto por el que este órgano admitió a trámite el 31 de octubre la querella por rebelión contra sus representadas y el resto de exmiembros del órgano parlamentario. Consideran que el alto tribunal no es competente para investigarlas. Además, el Tribunal Constitucional denunció este miércoles de nuevo la desobediencia de la expresidenta de la cámara parlamentaria, en un auto en el que anulaba la DUI.
En el auto en que admitió la querella, el TS aceptó de forma unánime su competencia ante el aforamiento que Forcadell y otros cuatro de los querellados mantienen por ser miembros de la Diputación Permanente, y ante el hecho de que, según sostiene la Fiscalía en su querella al referirse a los aspectos internacionales del proceso soberanista, parte de los hechos imputados se han producido fuera de Cataluña.

FUENTE: Con información de BEATRIZ PARERA - https://www.elconfidencial.com