miércoles, 29 de noviembre de 2017

(Cataluña - España) Los barones socialistas se lanzan contra Iceta y su idea de condonar la deuda catalana

La idea lanzada por el líder del PSC, Miquel Iceta, de condonar la deuda de la Generalitat de Cataluña "y de otras comunidades autónomas que han realizado un esfuerzo excesivo" para reducir su déficit ha vuelto a abrir la caja de los truenos socialista. Las federaciones de Andalucía y Extremadura han sido las primeras y más claras en rechazar una propuesta excluyente o que sea privativa de Cataluña, cosa que Iceta finalmente aclaró que no quiere que sea así.
Para el PSOE andaluz, "cualquier medida de condonación de deuda que se pueda poner sobre la mesa debe hacerse con carácter universal para todas las comunidades autónomas".
En rueda de prensa, el portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, se pronunció así tras ser preguntado sobre la propuesta de Iceta. Según Jiménez, cualquier medida que se quiera fijar para una comunidad en concreto, también tiene que valorarse para el conjunto de las comunidades. "Si alguien está planteando condonar la deuda a las comunidades que han sido cumplidoras con el déficit, a la cabeza de esa situación está Andalucía, que es una comunidad cumplidora con los objetivos de déficit y con menor endeudamiento del conjunto del sistema", según indicó Jiménez.
El dirigente socialista insistió en que cualquier propuesta que se haga en esa dirección, tiene que hacerse "con carácter universal para todas las comunidades autónomas".

En realidad, el resquemor venía por la literalidad del programa del PSC para el 21-D [aquí en PDF]. En él se dice que "lograr la sostenibilidad de las finanzas autonómicas requiere, además del cambio en el modelo de financiación en la línea que proponemos, un alivio de la deuda. La propuesta es una condonación por parte del Estado de una parte de la deuda y una posible reestructuración en algunos casos". En otra parte del programa se afirma que ha de abordarse "la negociación de la revisión del sistema de financiación autonómica, entre otros, reasignando los límites del déficit público impuestos a las comunidades, negociando una quita de la deuda, introduciendo el principio de ordinalidad e impulsando los consorcios tributarios".
Esta mañana, en una entrevista en Cope, Iceta precisó el sentido de la propuesta: que se condone la deuda de la Generalitat y de otras comunidades que hayan realizado un "esfuerzo excesivo" para intentar reducir su déficit. "Cuando el Estado ha pedido una reducción del déficit de las CCAA tan fuerte ha olvidado que son las que pagan servicios tan importantes como la sanidad y la educación", criticó el candidato, que también acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de un reparto injusto del déficit entre el Estado y las CCAA. Por eso cree que las autonomías que se han endeudado de ese modo "injusto" han de ser compensadas, aunque advirtió de que ha de tenerse en cuenta si es por malas decisiones de sus Gobiernos. "Hay gastos que difícilmente se pueden reducir y otros que sí, y en este caso creo que la Generalitat se ha excedido en el gasto de su presencia exterior", puso de ejemplo, informa Europa Press.
Otro tirón desde Extremadura
Horas antes, el tirón de orejas a Iceta había venido de Extremadura. La vicepresidenta de la Junta, Pilar Blanco-Morales, rechazó este miércoles la propuesta del primer secretario del PSC de condonar la deuda de Cataluña y, por contra, defendió que "las deudas deben pagarse, en condiciones asumibles".
Blanco-Morales señaló que "en ningún caso" está de acuerdo con las declaraciones de Miquel Iceta. "Las deudas, y más con las lecciones que deberíamos haber aprendido de la crisis, que creo que no las hemos aprendido del todo, deben pagarse, deben pagarse en unas condiciones asumibles", reafirmó en una entrevista en el programa 'Ahora Extremadura'.

En ese sentido, la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública consideró que "hablar en este momento de perdón de la deuda, de condonación de la deuda" es "un error político, un error de concepto", máxime "cuando Extremadura no se benefició desde el primer momento, por una decisión irresponsable del gobierno de [José Antonio] Monago, de las facilidades de liquidez autonómica para las CCAA".
En ese sentido, Pilar Blanco-Morales reiteró que la Junta de Extremadura "defiende que en ningún caso se condone la deuda ni se incluya en los parámetros del nuevo modelo de financiación autonómica", ya que, entre otras cosas, se parte "en condiciones de estricta desigualdad".

Y Javier Fernández, también

En el mismo sentido, y a primera hora de la mañana en una entrevista con Carlos Alsina en Onda Cero, el presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, defendía las críticas de Ciudadanos a la Ley de cupo vasco al tiempo que reclamaba más contribución de Euskadi a la solidaridad entre comunidades autonómicas.
Fernández se mostró respetuoso con la posición del partido de Albert Rivera y no quiso comentar las críticas realizadas por la vicesecretaria general del PSOE y diputada por Asturias en el Congreso, Adriana Lastra. "Ha pedido disculpas y no hay nada más que decir", puntualizó, añadiendo que es "legítimo" que el partido "cuestione lo que considere oportuno". "Hay que insistir en ello: nadie cuestiona el concierto vasco y navarro. Está en la Constitución. Pero sí es verdad que no contribuyen lo suficiente al fondo de solidaridad", ha incidido.
Respecto a la posibilidad de una quita de la deuda para Cataluña o para otras, como Comunidad Valenciana o Andalucía, el presidente del Principado exigió que ese debate se desarrolle en un "marco multilateral" dentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera. "No admito que nadie lleve ventaja en esto", advirtió, aprovechando para reclamar una reforma para que el Senado sea efectiva como "cámara territorial".

FUENTE: Con información de https://www.elconfidencial.com