jueves, 16 de noviembre de 2017

(EE.UU.) Declaraciones por soborno de un empresario hacen suicidar a un dirigente del fútbol argentino

Las revelaciones en Nueva York de un empresario argentino, testigo en el caso Fifagate por pagos de sobornos a dirigentes del fútbol sudamericano, incluido el hombre fuerte del fútbol argentino Julio Grondona, estremecen a Argentina donde uno de los señalados se suicidó.
Humberto Grondona, hijo del fallecido dirigente de la AFA por tres décadas, rechazó este jueves las acusaciones del empresario Alejandro Burzaco, ex CEO de la firma Torneos.
“Mintió”, afirmó Grondona hijo a la emisora radial del club Arsenal, del cual es entrenador.
También el exvice de la AFA y sucesor de Julio Grondona como jefe máximo del fútbol argentino hasta el año pasado, Luis Segura, rechazó toda implicación.

Nada raro el Fifagate en Argentina

“Yo nunca vi nada raro. Yo no pedí ni recibí ningún dinero. Si (Grondona) lo hizo, lo sabrá él”, dijo Segura. “Pongo las manos en el fuego sólo por mí”, aclaró sin embargo.
Burzaco lo señaló en una supuesta conversación donde le preguntaba cuánto dinero recibiría, según cita la prensa argentina del Fifagate.
El martes un exfuncionario argentino del programa oficial de transmisión gratuita del fútbol se suicidó arrojándose a las vías del tren en Buenos Aires tras ser implicado por el testigo en una supuesta red de corrupción.

Lluvia verde

Burzaco declaró el martes y miércoles como testigo en el juicio por corrupción en la FIFA.
Bajo juramento afirmó haber pagado millones de dólares en sobornos a exjefes del fútbol de Brasil, Perú y un expresidente de la Conmebol.
Denunció también que su empresa y sus socios Televisa de México y TV Globo de Brasil pagaron a Grondona, fallecido en 2014, 15 millones de dólares en sobornos por los derechos de televisación, internet y radio de los Mundiales 2026 y 2030.
“El dinero para Grondona terminó en una subcuenta en el banco suizo Julius Baer”, precisó Burzaco que se declaró culpable en 2015 y tiene un pacto de colaboración con el gobierno estadounidense para reducir su pena.
En su declaración mencionó a dos exfuncionarios argentinos a los cuales dijo haberle entregado 4 millones de dólares en sobornos. Tras verse implicado, uno de ellos el abogado Jorge Delhon de 52 años se suicidó. Iba camino a la casa del otro implicado, Pablo Paladino.

‘Un Dios’

Grondona hijo rechazó todas las acusaciones.
“Burzaco mintió. Y fue muy grave. Lo que dijo de los derechos del 2026 y 2030 es una locura, si papá había muerto. Es una locura porque los derechos se dieron hasta el 2018 y el 2022”, afirmó.
También recordó que su padre fue sobreseído en 2011 en Argentina por presunta administración fraudulenta en la AFA, la que condujo desde 1979 a 2014. Su muerte interrumpió otras investigaciones judiciales.
“Hay que entender a Burzaco. Allá le dicen ‘hablá y te quito un año’. ¿Vos pensás que a Estados Unidos le importa Grondona? No, no le importa. Si está sobreseído. Les importa que les chorearon (robaron) el Mundial y le sacaron los derechos TV”, dijo Grondona hijo.
A modo de ironía, Grondona hijo pronunció una frase que evocó también una amenaza respecto a Burzaco: “Me parece que en Sudamérica no puede caminar. Se quedará en Nueva York, pero no debe poder volver acá. A Alguno no le va a gustar que vuelva”, sentenció.
Lo que dice Grondona hijo sobre la acción judicial contra su padre “es cierto”, explicó a su vez Alicia López al canal TN, quien fuera designada por la justicia como veedora en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para investigar supuestas irregularidades.
“Muerto Grondona se extinguió la acción penal, no la civil que seguirá. Sobre los dichos acerca de que el padre no tenía nada que ver (en actos corruptos) a mi no me parece…para muchos Grondona fue como un dios”, resumió la funcionaria judicial, hablando del caso Fifagate.

FUENTE: Con información de AFP - http://noticiaaldia.com