jueves, 2 de noviembre de 2017

(EE.UU.) Triunfo de los Astros de Houston, digno de un guión para Hollywood

Los Astros de Houston coronaron una historia digna de un guión para Hollywood; una historia de perseverancia, paciencia, inteligencia y sobre todo, mucho corazón. Ganar por primera vez la Serie Mundial para los Astros en 56 años de vigencia representa más allá del simbólico anillo de campeón, un enorme regalo para Houston, la cuarta ciudad más poblada de los Estados Unidos, que resultó severamente dañada en agosto, bajo los efectos del huracán Harvey.

El fenómeno natural produjo muerte y destrucción en Houston, junto con pérdidas económicas cuantificadas en miles de millones de dólares; sin embargo, por algo más de una semana, la ciudad recuperó el aliento para respaldar a su equipo de béisbol y celebrar el campeonato.

Y para los Astros, escribir una historia de éxito sostenida en un radical cambio de mentalidad con respecto a la adquisición de jugadores, desarrollo de talento y creencia en un proyecto multianual, se concretó con la victoria 5-1 el miércoles por la noche sobre los Dodgers de Los Ángeles.

Houston perdió 111 juegos en 2012, el último año en que fueron equipo de la Liga Nacional; al año siguiente, debutando en la División Oeste de la Liga Americana, y en el 2014, los números no mejoraron.

Sin embargo, hubo un punto de inflexión al contratar a A.J. Hinch como mánager, junto con la adquisición de un joven talento puertorriqueño llamado Carlos Correa, quien en el 2012 llegó a los equipos de ligas menores de los Astros, como el mejor prospecto del béisbol en ese momento.

Ya en el 2015, el proyecto de los Astros comenzaba a dar dividendos, llegando a la postemporada. El año pasado, sin embargo, pese a tener una campaña ganadora, se quedaron cortos.

El año 2017 será recordado como el de la plena redención para los Astros de Houston, ganadores de 102 juegos en la temporada regular, además del banderín de la División Oeste y el campeonato de la Liga Americana.

La Serie Mundial coronó una de las más espectaculares y rápidas evoluciones para un equipo que se fue construyendo para llegar al momento sublime del campeonato.

"Los jugadores hacen que esto funcione. Tienes a disposición el personal adecuado y el trabajo de realiza", apuntó Hinch, artífice de dar movimiento al equipo utilizando el recurso humano a su disposición.

Este campeonato es el primero para jóvenes que vivieron los momentos difíciles, como José Altuve y George Springer; también para Dallas Keuchel,Collin, McHugh, Luke Gregerson, Evan Gattis y Brian McCann.

También es el primero para dos grandes veteranos: Justin Verlander, traído desde Detroit para ayudar a conseguir este campeonato, y el boricua Carlos Beltrán, un gran pelotero que en su vigésima temporada, finalmente alcanza el ansiado anillo de Serie Mundial.

Los Astros de Houston prometen volver el próximo año, tras ganar una de las Series Mundiales más emocionantes de la historia.

FUENTE: Con información de Servicios internacionales - http://laestrella.com.pa